infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

Balance agrícola

Balance agrícola de los últimos 365 días en Almería

Heladas, pedrisco, sequía, crisis de mercado, viento y marea… los agricultores almerienses siguen en la brecha con un objetivo claro: seguir apostando por la calidad y crear una Interprofesional que regule la formación de precios en origen

ESPAÑA 30/12/2005


El 2005 ha sido un año duro, salpicado de problemas, que será recordado seguramente durante mucho tiempo. Las heladas y el granizo truncaron a principios de año lo que tenía visos de haberse convertido en una buena cosecha de invierno. A partir de ahí, la campaña fue renqueando hasta su finalización prematura con la destrucción de 60.000 toneladas de productos de primavera, fundamentalmente melón y sandía, a causa de los daños colaterales provocados por las bajas temperaturas registradas en enero, febrero y marzo. Por otra parte, la sequía que azota España también se ha dejado sentir en los cultivos del interior de la provincia, más susceptibles a la escasez de agua.

Desde el primer momento, COAG Almería ha desarrollado un intenso trabajo en favor de los agricultores que en casi todas las ocasiones ha terminado dando sus frutos. Tras las heladas, COAG Almería se echó a la calle –en solitario en un primer momento y más tarde conjuntamente con el resto de organizaciones agrarias– para reclamar medidas que ayudasen a los afectados a continuar su labor productiva. En este contexto, un tercio de los productores almerienses se ha visto afectado directamente por las heladas y alrededor de un millar han sufrido en sus estructuras los efectos del granizo. Precisamente estos últimos han sido los que han salido peor parados ante la negligencia de la Administración autonómica que, además de demorar en exceso la resolución de los créditos ICO (curiosamente la llegada de las primeras coincidió en noviembre con la manifestación de COAG ante la Consejería de Agricultura en Sevilla) y de no haber sacado aún las ayudas a la replantación, no ha sabido articular mecanismos al margen del Real
Decreto 613, cuyos trámites lentos y pesados –dos largos años de media– lo han convertido en una opción incompatible con las necesidades de los agricultores afectados por el pedrisco.

Al margen de las heladas, otro hecho negativo que destaca en el primer semestre de 2005 es el agravio comparativo que sufrieron los agricultores con el establecimiento de una rebaja fiscal inferior a la disfrutada por otras zonas productivas. Una vez más, COAG Almería fue la única organización agraria que se movilizó ante la Delegación de Hacienda para reclamar que los productores de nuestra provincia no sufriesen un trato discriminatorio.

Con el inicio de la campaña 2005/06 ha llegado la crisis de precios y las movilizaciones que todos recordamos por su proximidad en el tiempo. Es justo señalar que COAG Almería fue la primera y única organización que apostó por el establecimiento de precios mínimos desde el comienzo de la crisis, un carro al que luego se subió el resto del sector, algunos por mandato de sus agricultores y otros por la presión ejercida por los propios productores, que dejaron claro durante casi tres días lo que quieren para el futuro.

Y esa es la línea en la que va a trabajar COAG Almería, siguiendo la pauta marcada por el acuerdo de precios mínimos acordado por todo el sector. COAG tiene claro su compromiso y ya se ha puesto manos a la obra. Esperemos que el resto de organizaciones firmantes haga lo propio y cumpla con el compromiso adquirido tras la huelga.

Sin embargo, en 2005 no todo ha sido negativo. El año ha estado jalonado también por varios acontecimientos que han significado un avance histórico para los agricultores. En este sentido, los agricultores han accedido por fin a unas prestaciones sociales dignas gracias al acuerdo firmado a nivel nacional con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, que ha posibilitado su integración en el Régimen General de cotización a la Seguridad Social y el acceso de las mujeres a la cotitularidad de las explotaciones, una reivindicación histórica de COAG. Por otro lado, el futuro establecimiento de un gasóleo profesional y la consecución de mejoras fiscales que palien el aumento de los costes de producción son también dos buenas noticias con las que termina este 2005.

Objetivos 2006

Durante todo este año, COAG Almería ha mantenido una intensa actividad sindical, celebrando asambleas por toda la provincia para informar a los agricultores de temas vitales como las líneas de ayuda establecidas, la Ley de Semillas, el proceso de regularización de inmigrantes, la campaña del seguro de cosecha, mejoras fiscales o la crisis de precios en origen. Asimismo, a través de las 11 oficinas de la provincia se ha informado a todas las personas que han pasado por ellas.

Gracias a este contacto directo con los agricultores, la conclusión más positiva que podemos extraer es que después de 2005 quizás son más conscientes que nunca de que ha llegado el momento de dar un vuelco a la situación. El modelo Almería necesita una puesta a punto, una actualización del esquema de trabajo que permita a los agricultores volver a recuperar el control sobre su producción. Para ello, desde COAG se ha promovido desde el principio un acuerdo de precios que se activen en momentos de crisis no permitiendo un hundimiento del mercado como el que acabamos de padecer este otoño. Sólo de esta manera, y a través de una Interprofesional de Frutas y Hortalizas, la agricultura almeriense logrará retomar las riendas del mercado y combatir los márgenes abusivos que establece en la actualidad la gran distribución.

En este sentido, la OCM de Frutas y Hortalizas, que será aprobada previsiblemente a finales de 2006, deberá recoger los mismos mecanismos de formación de precios y control de mercado que demandamos desde COAG Almería. La Unión Europea sólo podrá asegurar la igualdad de acceso a los mercados y la viabilidad de las explotaciones hortofrutícolas europeas –según las tendencias apuntadas durante la reciente cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Hong Kong– a través del establecimiento de medidas tales como la creación de un fondo comunitario de compensación, la retirada de segundas categorías o el endurecimiento de los controles en frontera a los productos procedentes de terceros países.

Quizá, 2005 haya sido el periodo en el que se han condensado mayor número de acontecimientos relevantes en nuestra ya veterana agricultura y, por eso mismo, no sea un año que haya que concluir mirando solamente desde un único punto de vista. Han sido en general 12 meses muy duros, pero desde COAG Almería preferimos mirar hacia delante. Es cierto que muchos agricultores han abandonado la actividad agraria durante los últimos años, y esto es algo que no podemos olvidar. El modelo de explotación familiar que defiende COAG Almería se encuentra en crisis desde hace tiempo a causa de la desidia mostrada por buena parte del sector, que no ha sabido o no ha querido defender la posición de los agricultores frente a los grandes grupos de distribución. Este es realmente el mayor coste de producción que tienen que soportar los agricultores.

Sin embargo, contamos con un objetivo claro para el 2006, la regulación de los precios en origen con ayuda de la Interprofesional Hortofrutícola, un órgano que sin duda ayudará a solventar muchas de las carencias con las que cuenta a día de hoy el sector. Por todo ello, desde COAG vamos a trabajar para lograr que los productores almerienses podamos continuar viviendo dignamente de nuestra profesión, la agricultura.


 

 



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.