infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

Concertación agroalimentaria

Aguado apostó por la concertación agroalimentaria para garantizar calidad al consumidor y precios justos en el campo y destacó el poder de la mujer rural

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, apostó porque es indispensable el seguir el camino ...

Sudáfrica 31/10/2005


El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, apostó porque es indispensable el seguir el camino de la concertación social agroalimentaria, como mejor forma de poder acordar con todos los eslabones de la cadena comercial remuneraciones justas para los productores, ofreciendo la máxima calidad a los consumidores. Para ello, es necesaria la implicación de la Administración. Aguado hizo estas declaraciones durante la 9ª Jornada de Mujer Rural, organizada por la Asociación Valenciana de Mujeres y Familias de Ámbito Rural (AVAMFAR), que congregó en Alzira a más de mil mujeres provenientes de alrededor de 50 pueblos de la provincia de Valencia.

El presidente de AVA animó a todas las asistentes a que fueran protagonistas de la mejora de la situación del sector agrario, exigiéndoles una mayor implicación y compromiso, al tiempo que destacando el poder de la mujer rural. “Tenéis en vuestra mano, como amas de casa y consumidoras, una capacidad de reacción y exigencia increíbles para reclamar en los comercios e ir a comprar a aquellos sitios que respeten el comercio justo”, afirmó Aguado, “ahora bien, los problemas en el campo, si estamos unidos, se pueden superar, si no, vamos a la ruina”.

Tras hacer un repaso de la difícil situación por la que atraviesa el campo, con costes de producción cada vez más elevados, cosechas impagadas y precios por debajo de costes, Aguado anunció que en los próximos días los agricultores recibirían las resoluciones de los préstamos bonificados de las heladas, tras la reciente firma del convenio entre el ICO y las entidades financieras. No obstante criticó el corto plazo para presentar todos los documentos, hasta el 15 de noviembre, exigiendo al Ministerio una ampliación del mismo.

Por su parte, el conseller de Agricultura, Juan Cotino, lanzó un mensaje de tranquilidad respecto a la alarma generada entre los consumidores por la gripe aviar durante la inauguración de la jornada, pues, según afirmó, “el riesgo por comer pollo o huevo es muy bajo, por no decir cero”. Así mismo, animó a todas las asistentes a consumir productos valencianos, en referencia a la campaña de promoción impulsada por la Conselleria, “Sabor Mediterráneo”, “por tratarse de los mejores productos de España como base de la dieta mediterránea. Si cada uno consumiéramos productos de nuestra tierra cada día nuestros problemas serían menores”, manifestó Cotino.

El catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Valencia, Francisco Javier Orduña, defendió que en la Comunidad Valenciana es posible la concertación social como instrumento en el sector agrario valenciano, por encima de los acuerdos puntuales o sectoriales, en el que participen todos los agentes económicos y sociales, -productores, comerciales, distribuidores y consumidores-, “debido al carácter poco subvencionado de nuestra agricultura, tendente al mercado y a la liberalización”.

La concertación social agroalimentaria descansaría en dos elementos básicos: la trazabilidad de los productos y la transparencia en los precios.

Para Orduña, esta concertación, que podría plasmarse en un Plan Estratégico, estaría basada fundamentalmente en un Código de Buena Conducta o Buenas Prácticas Comerciales y Agrarias, en el que existiera una transparencia en la negociación, unas reglas de fijación de precios justos y sostenibles, la creación de marcas de calidad que premiara a los buenos productores y distribuidores y que contemplara procedimientos de resolución rápidos extrajudiciales ante posibles incumplimientos. “A un producto de calidad se llega con una negociación de calidad, hecho que ahorraría competencias y costes, permitiendo una justa remuneración para todas las partes”, apuntó.

Complementario a este Código de Buena Conducta, estaría también un Código de Trazabilidad para saber qué producimos, cómo lo producimos y cómo lo vendemos y un Observatorio de Trazabilidad y Precios del mercado agrario, que debía ser un organismo independiente, cuya función sería establecer un control y seguimiento de acuerdo con los anteriores códigos, respecto de la normalización de precios y la aplicación de la trazabilidad de los productos. “Esta sería la mejor defensa de los derechos de los consumidores y de un nivel de precios de los productos agrarios sostenible y equilibrado”.

La presidenta de la Asociación Valenciana de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AVAMFAR), Marián Corbí, recordó que este año se celebra el décimo aniversario de la Declaración del Día Mundial de la Mujer Rural y apuntó que, por ello, “las mujeres del medio rural estamos viviendo un momento clave porque la actual reforma del sector agrario y la futura Ley de Ordenación y Desarrollo Rural recogen un plan estratégico dedicado a las mujeres rurales”.

La Jornada acogió una mesa redonda que, bajo la pregunta de “¿Es posible un acuerdo social en el sector agroalimentario?”, reunió al presidente de AVACU, Fernando Móner, la representante de Tyrius, Celia Ortega, el director de Relaciones Institucionales de Carrefour, Guillermo de Rueda, la responsable de calidad de Consum, Lourdes Burgera, y el presidente de la Federación Nacional de Detallistas de Fruta y Productos Hortícolas, José Martín Serrano. Todos los participante, aunque desde diferentes puntos de vista, se mostraron favorables a que se dé en la Comunidad Valenciana una concertación social agroalimentaria, como planteaba Orduña.

El director de la Estación Experimental Agraria de Carcaixent, Miquel Juan Delhom, moderó la mesa redonda y manifestó que los “factores de producción estén cada vez más caros, mientras se pide a los agricultores que produzcan más barato”. Los representantes de los consumidores abogaron por “aumentar el control de los procesos de elaboración y distribución del producto, y una reducción del impuesto de productos de uso agrícola del 7% al 4%”, entre otras medidas. Por su parte, los ponentes de las distribuidoras Consum y Carrefour lanzaron propuestas como “la participación del agricultor sobre los procesos de distribución y logística, para conseguir una mayor renta”. Por último, el presidente de los detallistas apostó por revalorizar los productos agrícolas valencianos “frente a un escenario de competencia y mayores costes”.


 

 



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.