infoagro logo
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DEL CLAVEL (2ª parte)
The carnation growing

1. Origen
2. Importancia Económica Y Distribución Geográfica
3. Taxonomía Y Morfología
4. Clasificación De Los Principales Cultivares
5. Requerimientos Edafoclimáticos
5.1. Condiciones Climáticas Del Invernadero
5.2. Suelo
5.3. Salinidad
5.4. Cultivo Sin Suelo
6. Particularidades Del Cultivo
6.1. Multiplicación
6.2. Plantación
6.3. Abonado
6.4. Pinzamientos
6.5. Desyemados
6.6. Malas Hierbas
7. Recolección
8. Plagas Y Enfermedades
8.1. Plagas
8.2. Enfermedades
9. Postcosecha
9.1. Clasificación Y Conformación Del Ramo


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

7. RECOLECCIÓN

El clavel comercial debe de producir entre 10 y 20 tallos al año. Hasta la floración se desarrollan entre 15 y 18 nudos (con dos hojas opuestas por nudo) y de cada nudo saldrá un brote. 
Se considera como flor, solamente al botón que ya deja ver el color de los pétalos o despunta color, independientemente del número de botones florales que tenga la vara.
Las características que determinan la calidad del clavel son:

Normalmente la recolección tiene lugar en el estado en el que el botón floral presenta los pétalos exteriores abiertos (caso de los uniflores). Las flores, preferentemente deben ser cortadas algo abiertas y no excesivamente cerradas.
Se corta aproximadamente a un centímetro por debajo de un nudo del tallo floral con 5 a 7 pares de hojas.
Para los multiflores se efectúa cuando 3 flores terminales comienzan a abrirse (corte similar a las uniflores, pero tirando el tallo hacia abajo con el objetivo de no destruir los brotes contra la malla).
La primera cosecha tiene lugar de tres meses y medio a cuatro meses después de la plantación.

-Claveles Estándar

La madurez a la cual los claveles son cosechados depende del tipo de comercialización. Los botones en estado de estrella [Star-stage buds] (estado 1) son demasiados inmaduros para la mayoría de los propósitos excepto para un almacenamiento de un largo periodo. Los botones con los pétalos orientados hacia arriba (estado 2) abrirán rápidamente. Las flores para un uso inmediato son cosechadas generalmente entre los estados 3 y 4. 

-Claveles Múltiples (spray carnations)




Los claveles múltiples son normalmente cosechados con al menos una flor en cada grupo de botones. 
Para minimizar la dispersión de enfermedades, se debe evitar la cosecha de plantas con síntomas obvios de enfermedad. Muchos cosechadores colocan las flores cortadas encima de los alambres para una posterior recolección en ramos. Las flores recogidas en hamacas de lona pueden ser conducidas a la empacadora por diversos medios mecánicos, los cuales varían de cables en altura a acarreadores tirados por un tractor diseñado para sostener las hamacas. 

8. PLAGAS Y ENFERMEDADES

8.1. Plagas

-Tortrix europeo (Cacoecimorpha pronubana) y tortrix surafricana (Epichoristodes acerbella)


Son lepidópteros cuyas larvas comen las hojas y perforan los botones florales, devorándolos. Tienen entre tres y cuatro generaciones anuales.

Control.

-Resulta eficiente el control de las orugas con Bacillus thurigiensis.
-En la lucha química se pueden aplicar las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Carbaril 48%

0.25-0.30%

Suspensión concentrada

Carbaril 50%

0.20-0.30%

Polvo mojable

Carbaril 85%

0.10-0.20%%

Polvo mojable

Dimetoato 3%

20-30 Kg/ha

Polvo para espolvoreo

Esfenvalerato 2.5%

1-1.20 l/ha

Concentrado emulsionable

Esfenvalerato 5%

0.50-0.60 l/ha

Emulsión de aceite en agua

Fenpropatrin 10%

1.25-1.50 l/ha

Concentrado emulsionable

Metil Azinfos 3%

20-30 Kg/ha

Polvo para espolvoreo

Tralometrina 3.6%

0.03-0.08%

Concentrado emulsionable

-Pulgones (Myzus persicae)

Es una plaga muy frecuente en el cultivo del clavel. Los pulgones pican las hojas y flores para succionar los azúcares que se transportan por el floema.
En el invernadero, se reproducen por partenogénesis sin necesidad de machos. Todos los individuos son hembras y cada hembra origina varias más. Esta facultad de reproducirse una hembra sin necesidad del macho es la que origina la violencia de la plaga, ya que un individuo puede madurar y reproducirse a la semana de su nacimiento.
Solo cuando llegan los días cortos del invierno los pulgones producen huevos.
La plaga se reaviva en la primavera y baja con los fuertes calores del verano.

Control.

-Se puede aplicar Fenpropatrin 10%, presentado como concentrado emulsionable a una dosis de 1.25-1.50 l/ha.

-Trips (Frankliniella occidentalis)

Son pequeños insectos chupadores que tienen varias generaciones anuales. Debido a su pequeño tamaño, un adulto puede penetrar fácilmente cuando se haya formado el botón floral al interior de este y realizar allí su puesta. Los nuevos individuos se alimentan de los pétalos que se están desarrollando y cuando la flor madura aparecen decoloraciones sobre los bordes de los pétalos.
En algunas ocasiones atacan a los nuevos brotes, retrasando el desarrollo.
Suelen atacar desde la primavera y son activos también durante el verano, hasta el otoño.

Control.

-Se recomienda el uso de Isofenfos 50%, presentado como concentrado emulsionable, a una dosis de 0.15-0.20%.

Minadores (Psedonapomyza dianthicola)

Se trata de un díptero frecuente en la zona mediterránea. Sus larvas forman galerías en las hojas. Produce un debilitamiento y una depreciación comercial de los claveles.

Control.

-Lucha química aplicando Acefato 75%, presentado como polvo soluble en agua, a una dosis de 0.05-0.15%.

8.2. Enfermedades

Fusariosis (Fusarium oxysporum f. sp. dianthi)

Se trata de una enfermedad grave que es preciso combatir, ya que produce daños importantes. Esta enfermedad progresa de abajo hacia arriba, pues si examinamos las plantas menos afectadas se observa que las hojas inferiores están secas y las superiores no y que cuanto más afectada está la planta menos hojas superiores quedan sanas.
Solo en los estados finales, el tallo muestra agrietamiento por la parte exterior y toma el aspecto de leña seca.
Al principio las raíces permanecen intactas, pero más tarde se pudren y al arrancar una planta se rompe por el cuello quedando parte de las raíces en la tierra.

Control.

-Utilización de suelos "resistentes" a la fusariosis (ver apartado de cultivo sin suelo).
-Empleo de cultivares resistentes.
-La lucha química se basa en la aplicación de Dodina 50%, presentado como suspensión concentrada (fluido concentrado), a una dosis de 0.10-0.13% o Dodina 65%, presentado como polvo mojable, a una dosis de 0.08-0.10%.

Roya (Uromyces caryophillinus)

Produce manchas pulverulentas sobre los tallos y hojas, que se deben a las esporas, amarillas y luego pardas.
Aparecen sobre todo en primavera y otoño.

Control.

-Evitar el exceso de nitrógeno.
-En la lucha química se pueden aplicar las siguientes materias activas:

Materia activa

Dosis

Presentación del producto

Difenoconazol 25%

300-500 cc/ha

Concentrado emulsionable

Zineb 50%

0.40%

Suspensión concentrada

Zineb 80%

0.25%

Polvo mojable

Mancha foliar (Pseudomonas andropogonis (Smith) Stapp)

Es una bacteria gram-negativa con forma de bastoncillo, crece bien en cultivo a 25-32ºC, pero no se desarrolla a 37ºC.
Los síntomas se manifiestan en el follaje al formarse lesiones circulares a irregulares con centros marrones y bordes de color pardo rojizo, con o sin halos cloróticos. Es corriente una necrosis de color pardo rojizo en el borde de las hojas. Las lesiones pueden ser delineadas en los nervios. Pueden aparecer arrugas en las hojas y defoliación.
En condiciones de elevada y prolongada humedad de las hojas, las lesiones foliares pueden ser de color negro.

Control.

-Eliminar las plantas con punteados.
-Evitar el riego aéreo.
-Se recomienda regar en momentos en los que el follaje se seque rápidamente.

Mosaicos foliares
-Virus del jaspeado del clavel o Carnation Mottle Carmovirus (CarMV)
-Virus de las manchas anilladas del clavel o Carnation Ringspot Dianthovirus (CRSV)


Los virus del jaspeado (CarMV) y de las manchas anulares (CRSV) son pequeños virus isométricos de ARN.
En condiciones naturales, el CarMV solo infecta prácticamente a la familia Caryophyllaceae, aunque ocasionalmente se le haya encontrado en la begonia.
Aunque parece que las flores son poco afectadas, se ha comprobado una atenuación de la coloración en algunos cultivares de flor roja.
En condiciones de cultivo intensivo de invernadero, el CarMV y el CRSV, que son transmisibles mecánicamente, se propagan fácilmente de planta a planta por las heridas.

Control.

-La utilización de plantas sanas obtenidas por cultivo de meristemos ha dado lugar a una clara mejoría en el porcentaje de recuperación hacia el esquejado.

Variegado floral 
-Virus del mosaico de las nerviaciones del clavel o Carnation Vein Mottle Potyirus (CVMV)


Se trata de un Potyvirus que provoca sobre los cultivares americanos un jaspeado foliar difuso localizado cerca de las nerviaciones, estos síntomas bastante benignos, quedan enmascarados en invierno.
El CVMV es transmisible mecánicamente y por pulgones bajo la forma no persistente. Esta enfermedad es más rara en invernadero.
La gravedad de los síntomas foliares excluye cualquier tipo de comercialización.

Control.

-Empleo de material vegetal libre de virus.
-Evitar la contaminación por transmisión mecánica.
-Control de su áfido vector durante la producción.

El grabado o etched ring
-Virus del jaspeado del clavel o Carnation Etched Ring Virus (CERV)


Este virus pertenece al género de los Caulimovirus, infectando solamente a las plantas de la familia Caryophyllaceae.
El gravado del clavel se manifiesta por pequeñas manchas necróticas en líneas o anillos sobre el limbo recordando a los daños ocasionados por los trips. En ocasiones, las necrosis se ensanchan en placas bordeadas de color pardo o púrpura, situadas en la punta de las hojas, provocando deformaciones en el limbo.
Los síntomas son más o menos severos según las variedades y las condiciones de temperaturas, llegándose a agravar en el caso de infección doble con el CarMV.
Esta enfermedad se propaga por los esquejes cosechados de plantas infectadas y también por pulgones (Myzus persicae) en la forma semipersistente.

Control.

-Evitar la contaminación por transmisión mecánica.
-Control de su áfido vector durante la producción.

El debilitamiento o stunt del clavel

El causante de esta enfermedad es un viroide llamado Carnation stunt associated viroid (CarSAVd) es considerado como el responsable potencial de los síntomas de debilitamiento.
El debilitamiento del clavel es una afección que procede de alteraciones importantes del crecimiento de los claveles atacados; a continuación de una proliferación anárquica de las yemas axilares, las plantas enfermas toman un aspecto vegetativo achaparrado, siendo frecuente la ausencia total de floración.

Control.

-En plantas infectadas se recomiendan tratamientos con termoterapia (tratamiento a 37ºC durante varios meses).
-Se recomienda el cultivo in vitro de ápices meristemáticos.

9. POSTCOSECHA

La postcosecha se basa en conseguir alargar la vida de la flor una vez cortada y así mejorar la comercialización. 

La senescencia de los claveles cortados está asociada con un incremento en la producción de etileno. Por tanto, los compuestos que inhiben la síntesis de etileno son importantes en horticultura porque prolongan la longevidad de las flores climatéricas entre las que se encuentra el clavel.
El tiosulfato de plata (STS), es un inhibidor de la acción del etileno y se ha convertido en una herramienta esencial en la industria de la flor cortada. De esta forma las flores son tratadas antes de ser comercializadas para retrasar la senescencia con tratamientos de pulsación con STS. Sin embargo, el STS es una potente productor de daños ambientales y muchos países han prohibido su uso recientemente. Actualmente hay muy pocas alternativas al STS.
Los claveles estándar y miniatura se han beneficiado enormemente del uso del STS, el cual puede incrementar la vida de postcosecha de dos a tres veces. Los claveles pueden ser almacenados más tiempo que cualquier otra flor y los botones muy apretados pueden abrirse y dar lugar a flores de alta calidad.

Algunos ciclopronanos sintéticos se enlazan al receptor del etileno y previenen la acción fisiológica del etileno durante periodos más o menos amplios. Estos productos han sido utilizados para prolongar la longevidad de los claveles.
También resulta efectivo el etanol, ya que incrementa la vida útil en claveles al inhibir la producción de etileno , ya que se transforma en acetaldehido en los tejidos vegetales, siendo este el agente causante del retardo de la senescencia. Sin embargo su uso potencial como tratamiento postcosecha es escaso, debido a la ineficiencia de los tratamientos de pulsación.
El aminotriazol (ATA) es otro compuesto que inhibe la producción de etileno y prolonga la vida útil de las flores. Sin embargo el ATA ha sido clasificado como potencialmente carcinógeno, por tanto su uso comercial como conservante de flor cortada es peligroso.

Las técnicas de postcosecha que se emplean en claveles son: 

-Técnicas de conservación:

-Métodos físicos:

9.1. Clasificación y conformación del ramo

Ambos, claveles estándar y miniatura son clasificados por su rigidez y longitud del tallo, diámetro de la flor y ausencia de defectos. La rigidez del tallo se determina tomando el tallo horizontalmente en un punto localizado 25.5 mm por arriba del largo mínimo establecido por el grado de calidad correspondiente. 
Si la desviación de la cabeza de la flor es mayor de 30 grados de la horizontal (con la curvatura natural hacia abajo), la flor se considera defectuosa. Otros defectos incluyen: botón plano, cabezas de toro, cabeza abombada, flores únicas, apariencia marchita, partiduras, decoloraciones y daño por plagas y enfermedades. 


Página anterior

Página 2 de 2
 



Síguenos

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.