ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
     
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  
» Artículos técnicos

El cultivo del arándano

El arándano se trata de un arbusto caduco con porte erecto o rastrero y altura variable. Sus frutos son de forma esférica y color azulado o rojo.

icono foto el cultivo del arandano
1. Taxonomía y origen
2. Morfología
2.1. Particularidades
2.2. Clasificación
2.2.1. Clasificación según el tamaño del arbusto
2.2.2. Clasificación según el requerimiento de horas-frío
2.2.3. Clasificación en función de su época de maduración
3. Requerimientos edafoclimáticos
4. Propagación
5. Técnicas de cultivo
6. Plagas y enfermedades
6.1. Plagas
6.2. Enfermedades
7. Fisiopatías
8. Cosecha
9. Post-cosecha
10. Valor nutricional
11. Aplicaciones
11.1. Medicinales
11.2. Culinarias

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN
Familia Ericaceae
Género Vaccinium
Especie V. angustifolium
V. ashei
V. corymbosum
V. myrtillus
V. uliginosum
Nombre común Arándano, Mirtilo

El género Vaccinium es originario del Hemisferio Norte, concretamente de Norteamérica (EE.UU. y Canadá), América Central, Europa (Alpes, Apeninos centrales, Pirineos) y Eurasia.

Este género comprende unas 30 especies, siendo un grupo muy reducido las empleadas comercialmente. En España, la especie más común es V. myrtillus, distribuida ampliamente por el norte del país.

2. MORFOLOGÍA

Se trata de un arbusto caduco, que puede ser de porte erecto o rastrero y de altura variable según la especie que se trate.
Porte del arándano

[ampliar imagen]

- Raíz: Presenta un sistema radicular compuesto por numerosas raíces, en su mayoría superficiales. Dichas raíces son, generalmente fibrosas, finas y carentes de pelos absorbentes. En condiciones naturales, las raíces están asociadas con micorrizas formando simbiosis.

- Tallo: Presenta un pequeño tallo subterráneo (corona), recto, cuadrangular y muy ramificado. Generalmente son de color marrón-anaranjado, según la especie.

- Hoja: Presenta hojas simples, alternas, con forma elíptico-lanceoladas, márgenes dentados y peciolo corto. Son de color verde cuya intensidad varía dependiendo de la especie. En otoño, adquieren un tono rojizo típico en la especie.
Hojas de arándano

[ampliar imagen]

- Flores: Presentan inflorescencias en racimos de 6-10 flores por yema. Las flores individuales son pequeñas, axilares, con el cáliz compuesto de 4-5 sépalos obtusos y la corola blanca formada por 4-5 pétalos fusionados dando lugar a una forma acampanada. El pistilo es simple, de ovario ínfero y estambres en grupos de 8-10.
Botones florales en arándano

[ampliar imagen]
Flores de arándano

[ampliar imagen]

- Fruto: El fruto se trata de una falsa baya de forma esférica, color azul, rojo o negro en su madurez según la especie. La epidermis del fruto está cubierta de secreciones cerosas. El tamaño de éste está relacionado con el grosor de la rama y la posición en la misma, siendo de menor diámetro aquellos que se encuentran más distales de ésta.

Cuajado en arándano

[ampliar imagen]

2.1. Particularidades

- Vaccinium angustifolium: Esta especie también es conocida como arándano negro semidulce. Se trata de un arbusto de porte bajo, que presenta numerosas ramificaciones lisas. Sus hojas son simples, de color verde-azuladas y lanceoladas con el margen ligeramente dentado. Sus frutos son falsas bayas de color negro-azulado.

- Vaccinium corymbosum: Se trata de un arbusto de porte alto que crece sobre suelos ácidos y húmedos. Presenta hojas caducas, grandes, con forma ovalo-lanceolada de márgenes ligeramente dentados. Sus flores reunidas en inflorescencias en racimo son de color blanco-rosadas con aspecto acampanado. Su fruto es una falsa baya de color negro-azulado con la epidermis cubierta de secreciones cerosas.

- Vaccinium ashei: Esta especie es conocida como rabbiteye o arándano ojo de conejo. Se trata de un arbusto de porte alto que crece sobre suelos ricos en materia orgánica. Presenta hojas, flores y frutos similares a la especie Vaccinium corymbosum.

- Vaccinium macrocarpon: Esta especie es conocida como arándano rojo americano o cranberry. Se trata de un pequeño arbusto perenne que crece sobre suelos ácidos y húmedos. Presenta un pequeño tallo con numerosas ramas rastreras. Sus hojas son pequeñas, de color verde oscuro, coriáceas y con forma ovalo-lanceoladas. Sus flores presentan una corola con tonalidad rosada y sus frutos son pequeñas bayas rojizas con epidermis cerosa y pulpa blanquecina.

- Vaccinium myrtilloides: Esta especie es conocida como arándano azul ácido o arándano azul de terciopelo. Se trata de arbustos caducifolios de porte bajo, que presentan numerosas ramificaciones cubiertas de vellosidad. Presentan hojas enteras de color verde brillante en el haz y más pálido y aterciopelado en el envés. Sus flores son de color blanco-rojizo con forma acampanada y su fruto es una pequeña baya negro-azulada.

- Vaccinium myrtillus: Esta especie es conocida como arándano negro. Se trata de un arbusto de porte bajo y caducifolio, que crece de forma natural en los sotobosques de la montaña sobre suelos ácidos. Poseen raíces que presentan de forma natural simbiosis con algunos hongos. Su tallo, de color rojizo, es subterráneo y con numerosas ramificaciones más o menos angulosas. Sus hojas son simples, alternas, con forma elíptico-lanceolada y márgenes ligeramente dentados. Sus flores son de color verde con tonos rosados, cuyo fruto es una falsa baya de color azulado en su madurez y pulpa rojiza de aspecto jugoso.

- Vaccinium uliginosum: Esta especie es conocida como arándano azul. Se trata de un arbusto de bajo porte y caducifolio, que crece sobre suelos ácidos. Presentan un tallo recto, con numerosas ramas grises y aspecto torcido. Sus hojas son enteras, de color verde oscuro y forma oblongo-espatulada. Sus flores, de corola blanca-rosada, se encuentran agrupadas en inflorescencias (2-4 flores) en racimo. Su fruto es una falsa baya de color azul oscuro y pulpa blanquecina.

2.2. Clasificación

2.2.1. Clasificación según el tamaño del arbusto

- Highbush: Son aquellas especies cuya altura está comprendida entre 1,5 y 7 metros. Entre las especies más destacadas se encuentra V. corymbosum.
- Lowbush: Son aquellas especies cuya altura es inferior a 1m. Entre las especies más destacadas se encuentra V. angustifolium y V. myrtilloides.

2.2.2. Clasificación según el requerimiento de horas-frío

- Alto requerimiento de horas-frío: Pertenecen a este grupo aquellas especies que requieren más de 800 horas-frío.
1. Northern highbush: Grupo representado por V. corymbosum como especie principal.
2. Lowbush: Representado principalmente por V. angustifolium y V. myrtilloides.

- Medio requerimiento de horas- frío: Pertenecen aquellas especies que requieren un rango de horas-frío comprendido entre 400 y 600.
1. Rabbiteye: Representado por V. ashei, conocido vulgarmente como Ojo de Conejo.

- Bajo requerimiento de horas-frío: Pertenecen aquellas especies que requieren menos de 400 horas-frío.
1. Southern highbush: Logrados por cruzamiento de V. corymbosum, V. ashei y V.darrowi.

2.2.3. Clasificación en función de su época de maduración

- Variedades muy tempranas: Su recolección tiene lugar prácticamente a finales de primavera (Hemisferio Norte: Principio de junio). Destacan variedades como `Earliblue´ y `Bluetta´.
- Variedades tempranas: Su recolección tiene lugar a finales de primavera (Hemisferio Norte: Junio). Entre las variedades más destacadas se encuentran: `Duke´ y `Legacy´.
- Variedades de estación media: Son aquellas cuya recolección tiene lugar a principio de verano (Hemisferio Norte: Julio), entre las que destacan: `Bluecrop´, `Brigitta´, `Ozarkblue´ y `Liberty´.
- Variedades tardías: Son aquellas cuya recolección tiene lugar a mediados de verano (Hemisferio Norte: Agosto). Entre las variedades más destacadas se encuentran: `Aurora´ y `Elliott´.
- Variedades de estación muy tardía: Su recolección tiene lugar a finales de verano (Hemisferio Norte: Septiembre). Entre las variedades más destacadas se encuentran: `Powderblue´, `Ochlockonee´, `Rahi´ y `Maru´.

3. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

- Temperatura: El arándano es un cultivo que requiere un determinado número de horas-frío (temperatura inferior a 7ºC) para salir de la latencia, que depende de la especie.

Para el desarrollo del cultivo del arándano, el rango óptimo de temperatura oscila entre 16-25ºC. No obstante, puede llegar a tolerar temperaturas de hasta -30ºC, aunque temperaturas de 28-30ºC acompañadas de vientos secos, pueden provocar daños en el fruto como arrugamientos y quemaduras.

Durante la floración, temperaturas inferiores a -5ºC pueden provocar daños en los frutos. Por esta razón, la ocurrencia de heladas durante la floración resulta muy perjudicial.

- Humedad: El cultivo del arándano requiere de humedad relativa alta.

- Suelo: Requiere de suelos ligeros, con buena capacidad de drenaje y alto contenido en materia orgánica. Además, se debe mantener la humedad alta pero sin llegar al encharcamiento, ya que es sensible tanto a asfixia radicular como a sequía.

En cuanto al pH, éste debe ser ácido, siendo el rango óptimo el comprendido entre 4,3-4,8. Un pH superior a 5 puede provocar un desarrollo deficiente en plantaciones jóvenes junto con una brotación clorótica. Sin embargo, un pH bajo (pH<4) puede dar lugar a toxicidades por manganeso. El pH se debe mantener acidificando el agua de riego. Los suelos calizos no son aconsejables para este cultivo.

- Riego: Se emplea un sistema de riego localizado. Es importante mantener el terreno húmedo, evitando en todo momento el encharcamiento. El agua de riego debe ser de buena calidad sin presentar salinidad ni exceso de calcio, boro o cloro.

Por lo general, se recomienda regar aumentando la frecuencia de riego y disminuyendo la dotación. La demanda de agua es mayor en los meses de primavera, que se corresponden con el engrosamiento y maduración del fruto y en la época de mayor evapotranspiración (meses de verano). Además, durante esta época tiene lugar la iniciación floral, por lo que un déficit de agua durante la formación de las yemas florales resultaría muy perjudicial.

4. PROPAGACIÓN

Por lo general, la propagación del arándano se realiza de forma vegetativa. La propagación por semilla se lleva a cabo, únicamente, para la investigación de nuevas variedades.

- Propagación por esquejes: En este método se utiliza un esqueje bien en verde, o con madera del año. Se deben obtener esquejes de unos 8cm de longitud con 4-5 yemas vegetativas y ausentes de yemas florales. El corte debe ser en bisel y por debajo de una yema. Las hojas basales también se deben eliminar con el fin de disminuir la tasa de transpiración.

Una vez obtenidos los esquejes de una plantación de plantas madres, se deben colocar en invernaderos, concretamente en camas calientes compuestas de turba y perlita. Con el fin de facilitar el enraizamiento, se pueden aplicar hormonas enraizantes como pueden ser el AIA (ácido indol acético), ANA (ácido naftilacético) o AIB (ácido indol butírico). La temperatura óptima de enraizamiento debe oscilar entre 18 y 23ºC.

Finalizado el enraizamiento, dichos esquejes se deben trasplantar en bolsas de 20-25cm de diámetro, para su posterior traslado a vivero. Las plantas que pasan a vivero se deben mantener en las condiciones favorables para el cultivo.

- Propagación in vitro: Es la técnica de mayor éxito y la más empleada. Su principal ventaja es que el material vegetal está libre de enfermedades, siendo su inconveniente el alto coste de producción. Una vez enraizado su material vegetal, se trasplanta a bolsas de plástico, cultivándose de la misma forma que las estaquillas durante un periodo de 1-2 años.

5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Preparación del terreno: Esta labor se debe realizar a final de verano o principio de otoño.

Es recomendable realizar, previamente a la plantación, un análisis del suelo con el fin de determinar la necesidad de realizar enmiendas o corregir deficiencias nutricionales.

El suelo debe presentar un pH en torno a 4,8, por lo que tras los análisis, se debe comprobar si es necesario realizar alguna corrección. En el caso de tener que llevar a cabo una corrección por medio de la acidificación del suelo, ésta se debe realizar al menos 6 meses antes de la plantación con abonos de reacción ácida a una profundidad de 20cm. Además, hay que tener en cuenta que no se debe bajar más de un punto de pH anualmente.

Una vez realizadas las correcciones necesarias, se debe llevar a cabo una labor de subsolado en los primeros 40-50cm de profundidad, con el fin de airear el suelo y aumentar el drenaje. A continuación, una labor de arado donde, en caso de ser necesario, se aportará el abonado de fondo. Esta aportación no será necesaria si los niveles de fósforo y potasa son superiores a 50 y 150ppm respectivamente.

Por último, se debe pasar la fresadora con el fin de eliminar la vegetación emergida y desmenuzar los agregados originados en labores anteriores, obteniendo así un terreno mullido y nivelado.

La materia orgánica debe estar presente en el suelo en un 2-3%, por lo que en caso de ser necesaria su aportación, ésta se puede realizar después del fresado.

- Realización de caballones y acolchado: Por lo general, la plantación se debe realizar en caballones con el fin de favorecer el drenaje y la aireación. Las medidas para dichos caballones suelen ser de 0,7-1m de ancho y 30-40cm de alto.

Seguidamente, se realiza el acolchado con el fin de mantener la humedad en el suelo y evitar el crecimiento de malas hierbas. Esta labor, se puede realizar con material orgánico o sintético.

El acolchado orgánico se puede realizar con corteza de pino, serrín de conífera, paja o turba. Presenta la ventaja de incorporar materia orgánica al suelo y mejorar su estructura. No obstante, tiene el inconveniente de tener poca duración (4-5 años) y no evitar la emergencia de malas hierbas. Por lo tanto, se suele utilizar material sintético para el acolchado, siendo el plástico negro el más empleado.

La realización de acolchado e instalación del sistema de riego, generalmente se hace de forma simultánea por medio de maquinaria especializada.

Entre las calles de cultivo, se recomienda mantener césped o pasto para evitar la erosión, disminuir la compactación del terreno y evitar la formación de polvo que pueda mermar la calidad del fruto. Es importante controlar dicha hierba para evitar posibles competencias con el arándano.

- Plantación: La mejor época para realizar la plantación es a finales de otoño, dado que en estas condiciones la planta se encuentra en reposo vegetativo, dando lugar a un buen desarrollo radicular antes del comienzo de la brotación.

En cuanto al marco de plantación, los más empleados suelen ser de 1,5x3-3,5 y 0,8-1x2,5-3 en función del vigor de la variedad, el tamaño de la parcela y la maquinaria empleada. Por lo general, la densidad de plantación oscila entre 3000-4000 plantas/hectárea.

Actualmente, se suelen realizar plantaciones con densidades de 6000 plantas/ hectárea con el fin de conseguir mayores producciones en los primeros años y amortizar así cuanto antes la inversión.

Establecido el marco de plantación, se procede a la realización de hoyos de unos 2cm de profundidad. Estos hoyos se deben cubrir con corteza de pino, turba u otro material orgánico para disminuir la emergencia de hierbas y favorecer las condiciones de acidez.

El trasplante se debe realizar con plantas provistas de cepellón de un año de edad. Es conveniente extender las raíces del cepellón antes de introducirlas en el hoyo. No es aconsejable el empleo de plantas a raíz desnuda, ya que el sistema radicular del arándano es muy sensible, y aún más, si no se realiza un riego adecuado.

Se debe plantar de tal forma que el terreno quede compacto y no se formen bolsas de aire. Acto seguido, se riega para dar firmeza al suelo y favorecer la humedad a la raíz.

- Poda después de la plantación: Tras la plantación y durante la parada vegetativa, conviene eliminar la primera mitad de las ramas, además de aquellas que estén dañadas. El objetivo de esta poda es evitar el desarrollo de flores en el primer año, ya que su fruto carece de valor comercial.

También es conveniente realizar una poda en verde a finales de primavera. Con esta labor se pretende que la planta adquiera vigor y que el año siguiente sea capaz de producir.

- Polinización: En general, aunque existen variedades de arándanos autocompatibles, se ha observado que una polinización cruzada da lugar a una producción mayor.

Para asegurar una buena polinización, se deben alternar filas de dos variedades compatibles entre sí y coincidentes en su floración. Además, al comienzo de la floración, se deben colocar colmenas para favorecer aun más dicha polinización.

Normalmente, es aconsejable colocar 4-5 colmenas por hectárea, manteniendo una distancia mínima de 100m entre ellas. Es común colocar dos colmenas cada 10-20 filas.

- Poda: Esta labor se realiza con el fin de conseguir una estructura equilibrada que dé lugar a una producción regular y a un fácil manejo.

Por lo general, se suele llevar a cabo una poda de formación en la que se dejan unas 8-10 ramas principales.

Esta especie fructifica sobre los brotes del año, por lo que es conveniente realizar anualmente podas que den lugar a nuevos y vigorosos brotes, para garantizar así, una buena producción. La época más adecuada es durante el otoño, cuando las condiciones no son muy desfavorables y la planta se encuentra en reposo vegetativo.

Al trascurrir 5-6 años tras la plantación, es necesario dar una poda de rejuvenecimiento. Esta poda consiste en eliminar cada año un tercio de las ramas envejecidas. Al cabo de 3 años se obtiene la planta rejuvenecida.

- Fertilización: El cultivo del arándano no presenta una gran exigencia en fertilizantes, siendo incluso, sensibles al exceso de sales. Por esta razón es conveniente que el suministro de nutrientes se realice mediante fertirrigación.

Para realizar un adecuado programa de fertirrigación, es aconsejable realizar un análisis foliar antes de su procedimiento.

Tabla. Niveles foliares orientativos de macro y microelementos en arándano (Fuente: Hanson y Hancock)
Nutriente Deficiencia Óptimo Exceso
Macroelementos (%)
Nitrógeno (N) <1,70 1,70–2,10 >2,30
Fósforo (P) < 0,08 0,08–0,40 >0,60
Potasio (K) < 0,35 0,40–0,65 >0,90
Calcio (Ca) <0,13 0,30–0,80 >1
Magnesio (Mg) <0,10 0,15–0,30 nd
Azufre (S) nd 0,12–0,20 nd
Microelementos (ppm)
Boro (B) <18 0,30–0,70 >200
Cobre (Cu) <5 5-20 nd
Hierro (Fe) <60 60-200 >400
Manganeso (Mn) <25 50-350 >450
Zinc (Zn) <8 8-30 8-30

La demanda de nutrientes es diferente en cada estado fenológico. El nitrógeno es absorbido en mayor proporción durante la etapa de crecimiento vegetativo, el potasio durante el engrosamiento del fruto y el fósforo y el calcio fundamentalmente durante el enraizamiento, brotación y floración. Por lo tanto, se deben formular cantidades equilibradas en función de su demanda en las diferentes etapas fenológicas. Por lo general, se suelen emplear fertilizantes complejos con equilibrios 1:0,5:1 y 1:1:1. Además, dicho abonado se debe complementar con aminoácidos, hormonas de crecimiento y vitaminas en función de las necesidades de la planta. Por último, la carencia de hierro se puede corregir con la aplicación de sulfato de hierro quelatado.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES


6.1. Plagas

- Cochinilla (Aspidiotus sp., Pulvinaria sp., Lepidosaphes ulmi): Se trata de un grupo de homópteros que pueden parasitar tallos, hojas y frutos.

Para su control, es conveniente localizar esta plaga en sus primeros estadíos, ya que al carecer de escudo, son más fáciles de combatir. Si la incidencia es severa, se deben realizar pulverizaciones de aceite mineral con insecticidas compatibles con la fauna auxiliar. Para el control biológico de esta plaga se emplean depredadores como Rodolia cardinalis.

- Pulgón (Aphis gossypii, Myzus persicae): Se trata de una plaga que provoca daños al extraer savia de la planta, lo cual deriva en un debilitamiento general de la misma y como consecuencia, en una reducción de la producción. Además, segregan melaza y en ésta aparece la “negrilla”. Sin embargo, el daño más importante que causa es debido a que son trasmisores de virus.

Cuando la población es baja, la lucha biológica resulta efectiva. Adalia bipunctata y Aphidius colemani son buenos depredadores de esta plaga. Sin embargo, cuando la población existente es elevada, se debe recurrir al control químico con productos autorizados y compatibles con la fauna auxiliar.

- Cheimatobia (Cheimatobia brumata): Se trata de un lepidóptero que en estado de larva ocasiona daños fundamentalmente en flores y frutos.

Para el control químico de esta plaga, es conveniente realizar tratamientos con insecticidas durante primavera (la plaga se encuentra en estado de larva). Por otro lado, durante el verano, se deben realizar tratamientos en el suelo, ya que en esta época pasan a forma de pupa sobre el terreno. Además, en otoño se suelen emplear bandas pegajosas con objeto de que los adultos queden atrapados en éstas.

- Gusano del arándano (Rhagoletis mendaz): Se trata de un díptero muy frecuente en América del Norte. El adulto de esta plaga realiza la puesta de huevos en el fruto, ocasionando daños en éste al formar parte del alimento de las larvas nacientes.

Para su control se recomienda la realización de tratamientos insecticidas a mediados de primavera, época que coincide con la aparición de adultos.

- Pájaros: Se trata de una de las plagas de vertebrados más problemáticas del cultivo del arándano ya que se alimentan de sus frutos.

Para su control se utilizan artificios ahuyentadores como pueden ser espantapájaros acústicos, emisores de sonido, etc. También resulta efectiva la utilización de repelentes de origen vegetal como el antranilato metílico.

- Liebres: Estos mamíferos provocan daños al roer la parte leñosa de la planta, por lo que el mejor sistema de defensa es el vallado de las parcelas.

6.2. Enfermedades

- Podredumbre gris (Botrytis cinerea): Los hongos causantes de esta enfermedad se desarrollan en condiciones de alta humedad relativa (95%) y temperaturas entre los 15-20ºC. Los daños pueden aparecer en cualquier parte de la planta, pero se suelen localizar fundamentalmente en las terminaciones de los nuevos brotes y en las flores. Originan manchas de color pardo, donde se extienden rápidamente las fructificaciones del hongo.

El control de este hongo es muy importante debido a su capacidad para sobrevivir como saprófito. Se debe evitar el exceso de humedad, ya sea disminuyendo la dosis y frecuencia de riego, aumentando el marco de plantación o ventilando. También es conveniente retirar tejidos enfermos, cortándolos a ras de tallo utilizando siempre herramientas desinfectadas.

Para su control químico se deben realizar tratamientos preventivos. Se recomienda alternar productos de diferentes grupos sistémicos.

- Antracnosis (Colletotrichum sp.): El hongo causante de esta enfermedad suele afectar a cualquier parte aérea de la planta, ocasionando los mayores daños en los frutos. Dicho hongo se ve favorecido por la presencia de alta humedad relativa y temperatura (20-30ºC).

Los síntomas se manifiestan generalmente cuando los frutos alcanzan la madurez. Aparecen manchas pardas ligeramente hundidas cubiertas de esporas rosadas o anaranjadas. La podredumbre progresa hasta producir la caída del fruto o su momificación en el arbusto. En ocasiones, los frutos pueden ser asintomáticos, manifestándose el daño en el momento de la recolección o después de la misma.

Para su control se recomienda la realización de sucesivos tratamientos con fungicidas autorizados antes de la floración.

Los cultivares highbush suelen ser más susceptibles a esta enfermedad.

- Septoriosis: Se trata de una enfermedad cuyos síntomas se observan en las hojas, apareciendo primero en el haz y raramente en el peciolo. Las lesiones son manchas marrones, con la zona central más clara, en cuyo interior se observan pequeños puntos oscuros que corresponden a los picnidios del hongo. En ocasiones, estas lesiones se desprenden, quedando pequeños orificios en las hojas y ocasionando la defoliación prematura del arbusto si la incidencia es severa.

Para su control se recomienda la realización de tratamientos químicos al observar los primeros síntomas.

- Monilia (Monilia sp.): El hongo causante de esta enfermedad provoca daños en brotes, hojas, flores y frutos. Estos tejidos adquieren un color negruzco y finalmente se marchitan. En los frutos, los síntomas aparecen en su madurez, dando lugar inicialmente a una coloración anaranjada, que finalmente se torna hacia un color marrón pálido.

- Alternaria (Alternaria sp.): Esta enfermedad se manifiesta con la presencia de manchas hundidas en los frutos, las cuales están cubiertas de una esporulación de color verde-negruzca.

Para el control de esta enfermedad se recomienda realizar tratamientos preventivos (cada 15 días con fungicidas autorizados) desde el inicio de la floración hasta la recolección. Es recomendable proceder al almacenamiento de los frutos en cámaras de refrigeración lo antes posible.

- Pudrición de la raíz (Phytophthora sp.): Se trata de un hongo que habita en el suelo y que puede manifestarse en la planta lentamente, dando lugar a un crecimiento débil y un desarrollo del follaje clorótico o rojizo. También puede provocar la muerte súbita de la planta. Esta enfermedad se debe principalmente a un mal drenaje del suelo. Por tanto, para su control, se debe evitar el exceso de humedad en el suelo. Por esta razón, las plantaciones en caballones resultan una medida de control efectiva para este patógeno.

7. FISIOPATÍAS

- Asfixia radicular: Se debe a la falta de oxígeno en suelo como consecuencia del encharcamiento. Se puede evitar con un buen sistema de drenaje y realizando plantaciones en caballones.

- Clorosis férrica: Esta fisiopatía está asociada a diversas causas como: pH alto del suelo, presencia de bicarbonatos o caliza activa, alto contenido en metales pesados, etc.

- Rajado de frutos: Esta fisiopatía se presenta principalmente cuando los frutos están sometidos a un periodo prolongado de lluvias. Suele aparecer en variedades de frutos con piel fina. Éstos se hinchan como consecuencia del exceso de agua en la savia, por lo que la piel no resiste la sobrepresión de la pulpa, provocándose así el rajado.

- Irregularidades del nitrógeno: Una carencia de nitrógeno ocasiona que el follaje de la planta amarillee, además de la disminución del crecimiento y reducción de nuevos brotes. Por el contrario, un exceso de nitrógeno produce irregularidades en la maduración de frutos, así como la lignificación prematura de los brotes.

- Carencia de potasio: Una deficiencia de potasio ocasiona una coloración rojiza en las ramas senescentes, mientras que en las ramas jóvenes, aparece clorosis internervial. Un suelo muy ácido o incluso períodos de sequía pueden originar carencias de potasio.

8. COSECHA

La época de recolección varía en función de las variedades empleadas y del destino del fruto, pudiendo ser normalmente, desde finales de primavera a finales de verano. La recolección se inicia cuando el 10-15% de los frutos están maduros y el contenido de azúcares de éstos es superior a 11ºBrix. Se recolecta gradualmente ya que no todos los arándanos maduran al mismo tiempo. Si el fruto va destinado para consumo en fresco, la recolección se realiza de forma manual y cuidadosa, llevándose a cabo 3-8 pases cada 7 días aproximadamente. La selección del arándano se realiza según el índice de madurez, el color y el tamaño. Éstos deben ser colocados directamente en envases, que suelen ser tarrinas de plástico de 125g.

Cuando la fruta va destinada a industria, la recolección puede ser manual o con maquinaria, realizando 1-2 pases como máximo. El inconveniente de la recolección mecanizada reside en que no hay recolección selectiva de fruto, y por tanto, aumenta el número de piezas a destrío.

9. POSTCOSECHA

Los arándonos recogidos para consumo en fresco, se deben pre-enfriar antes de transcurrir cuatro horas desde la recolección. Esta técnica se realiza en un depósito provisional, donde se hace pasar aire forzado entre los envases, bajando así la temperatura hasta 15ºC. Esta fase es muy importante, ya que estos frutos tienden a sobremadurarse, provocando por tanto el ablandamiento de la pulpa y la consecuente pérdida de color y sabor.

Seguidamente, se deben transportar los envases a una cámara frigorífica donde se mantendrán almacenados a una temperatura de 0,6-0ºC y una humedad relativa del 90-95%. En estas condiciones, las bayas se pueden conservar durante 2-3 semanas sin sufrir pérdidas de calidad, siempre y cuando no se haya roto la cadena de frío. Este periodo se puede aumentar hasta a dos meses si el almacenamiento tiene lugar en cámaras frigoríficas con atmósfera controlada (10-12% CO2 y 10% O2).

Los frutos con destino industrial suelen ser aquellos que presentan un tamaño pequeño o algún tipo de daño que los haga no aptos para consumo en fresco. Éstos deben ser almacenados en cámaras de congelación, donde permanecerán allí hasta el momento de su venta.

10. VALOR NUTRICIONAL
Contenido por 100 gramos de sustancia comestible
(valores aproximados, pueden existir ligeras variaciones
en función del origen y variedad analizada)
Agua (g) 87,4
Proteínas (g) 0,3
Fibras (g) 1,7
Calorías (kcal) 42
Vitamina A (UI) 30
Vitanina B1 (mg) 0,0014
Vitamina B2 (mg) 0,0024
Vitamina B6 (mg) 0,012
Vitamina B6 (mg) 12
Ácido nicotínico (mg) 0,2
Ácido pantotónico (mg) 12
Sodio (mg) 2
Potasio (mg) 72
Calcio (mg) 14
Magnesio (mg) 6
Manganeso (mg) 0,5
Hierro (mg) 0,5
Cobre (mg) 0,26
Fósforo (mg) 10
Cloro (mg) 4

11. APLICACIONES

11.1. Medicinales

- Se utiliza como antiséptico de las vías urinarias gracias a la presencia de hidroquinona.
- Presenta propiedades antidiarreicas, antiinflamatorias y astringentes, gracias a su alto contenido en taninos.
- Presentan dos tipos de glucósidos (mirtillina a y mirtillina b), cuya acción mejora la sensibilidad de la retina, aumentando así la agudeza visual en situaciones de baja luminosidad.
- Se utilizan para problemas circulatorios gracias a la presencia de antocianinas que aumentan la resistencia de los vasos sanguíneos y reducen su permeabilidad.
- Gran antioxidante, reductor del colesterol y protector de riesgos cardiovasculares.
- Reducen el azúcar en la sangre y tienen propiedades antiinflamatorias.

11.2. Culinarias

En la industria conservera tiene un papel cada vez más importante debido a la demanda de éste para la obtención de mermelada, bebidas alcohólicas y colorantes. Debido al jugo de su pulpa, se acompaña muy bien en platos de caza, en la confección de salsas de cocina o como guarnición para carnes y pescados. Por otro lado, el fruto también puede transformarse en jaleas y confituras, siendo relleno de tartas y pasteles.

Fuente: Redacción Infoagro

Este artículo está clasificado en las categorías: Frutas

Información en tu Email
Recibe artículos técnicos y novedades

 

 

VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

 

 

BUSCADOR
Artículos de Agricultura

Navega por sectores

 

Publicidad



 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line



PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.