infoagro logo
       
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro

EL CULTIVO DEL ENELDO (2ª parte)
The dill growing

1. Generalidades.
2. Caracteres Botánicos.
3. Clima Y Suelo.
4. Propagación.
5. Cultivo.
5.1. Plantación.
5.2. Fertilización.
5.3. Labores Culturales.
6. Recolección.
7. Plagas Y Enfermedades.
8. Aplicaciones Y Curiosidades.
8.1. Aplicaciones Medicinales.
8.2. Aplicaciones Culinarias.
8.3. Curiosidades.
8.4. Principios Activos.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para plantas aromáticas


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de plantas aromáticas


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de aromáticas

6. RECOLECCIÓN.

En la producción de hoja la cosecha se realiza con una guadañadora normal o una guadañadora - atadora. Es posible obtener hasta dos cortes. La primera se lleva a cabo en julio - agosto y la segunda en septiembre - octubre. De todos modos, estos plazos varían en función de la época de siembra. Los rendimientos que se pueden obtener varían entre 400-600 kg/ha de materia seca, lo que equivale a una recolección en peso fresco de 4000-6000 kg/ha. Esta producción en verde se secará posteriormente a 40-50 ºC, separándose los tallos. Con el secado la masa se reduce en un 80-90 %.

Para la producción de aceite esencial a partir de las partes verdes, estas deben ser recolectadas cuando el contenido en esencia es máximo. Esto ocurre al final de la floración, cuando las semillas todavía verdes comienzan su desarrollo dentro de las umbelas. Después de este momento el contenido en aceite esencial de las partes verdes comienza a decrecer. Los rendimientos esperados podrán ser de 15-25 tm/ha de planta verde, lo que equivaldrá a 40-80 kg/ha de aceite esencial.

Más interesante es la producción de semilla, que en el mercado alcanza buenos precios. La recolección debe realizarse a la maduración de la semilla, lo que tiene lugar habitualmente entre septiembre y octubre. La operación puede realizarse mecánicamente con cosechadora.
El rendimiento por hectárea varía mucho en función de la nutrición y sobre todo de la época de siembra del cultivo ya que esta determinará la correcta finalización del ciclo vegetativo de la planta. Así cuanto más temprano se siembre (mediados-finales de marzo) mayores rendimientos en semilla obtendremos.

En la extracción de la esencia, que de todos modos tiene poca demanda en el mercado, se obtienen rendimientos sensiblemente diferentes según la parte utilizada. De las hojas es posible extraer del 0,29 al 1,5 % de esencia mientras que de la semilla se alcanzan valores de hasta 3-4%.
Para la obtención de aceite esencial, se destila mediante arrastre con vapor, de la planta fresca, recolectada cuando maduran sus frutos o bien por destilación de estos.

Respecto de la recolección debemos decir, finalmente, que los mayores rendimientos en aceite esencial (en % de materia seca), se dan en el momento de la completa floración. Este será por tanto el mejor momento para recolectar. Cuanto más retrasemos la recolección a partir de este momento, el contenido en aceite esencial, tanto de hojas, tallos, umbelas y raíces, será significativamente inferior al óptimo. Si nuestro objetivo es producción de aceite esencial deberemos esperar a la completa floración para la operación de recolección.

7. ENFERMEDADES Y PLAGAS.


Los aceites esenciales del Eneldo poseen propiedades inhibidoras del crecimiento de determinados hongos como es el caso particular del desarrollo del micelio de Rhizoctonia solani in vitro.(Kishore et al, 1988).

En un ensayo realizado por la universidad de Banaras, en La India, se comprobó el potencial inhibidor de varias especies vegetales (Umbelíferas), entre ellas el Eneldo. Se ratificó que los aceites esenciales del Eneldo resultaban tóxicos para el desarrollo normal de los hongos a unas concentraciones de 3000 ppm. Los hongos probados fueron unos veinte entre ellos algunos tan importantes desde el punto de vista agronómico como: Verticillium sp, Rhizoctonia solani, Pythium aphanidermatum, P. debaryanum, Fusarium moniliforme, F. oxysporum, F. circinalis, F. udum, Colletotrichum sp, Alternaria alternata, A. solani. (20).

Los cultivos de Eneldo son también propensos al ataque de Alternaria sp, la cual provoca importantes pérdidas económicas en el caso de que la enfermedad se desarrolle con fuerza. (20). Así, por ejemplo, en 1984, en Suecia, largos períodos de frío y tiempo lluvioso provocaron la proliferación de una amplia gama de hongos. Muchos fueron los cultivos afectados por esta repentina abundancia micológica, entre ellos, el eneldo que fue severamente atacado por Alternaria alternata (1).
En algunas explotaciones alemanas se han descritos podredumbres radiculares sobre plántulas de eneldo causadas por Pythium mastophorum. Los síntomas fueron una germinación y desarrollo posterior de las plántulas incompleto, y posteriormente la patología evolucionaba hacia una típica podredumbre radicular con muerte de plántulas. La enfermedad pudo ser controlada de un modo efectivo a partir de medidas sanitarias de precaución las cuales fueron probadas satisfactoriamente en las explotaciones afectadas (11 ).

En la primavera y verano de 1997, cerca del 90% de las plantas de eneldo de un cultivo en la región de Emilia-Romagna, en el norte de Italia, presentaron síntomas de una virosis. Aproximadamente el 30% de las plantas mostraron reducción de la lámina de las hojas y malformaciones que evolucionaron hacia coloraciones amarillas o bronceados. Las plantas presentaron reducciones significativas en la producción de semillas. El virus fue detectado mediante serología (ELISA, con antisuero para el potovirus del mosaico del apio (CeMV)). CeMV fue transmitido en el cultivo de eneldo por las abundantes poblaciones de áfidos existentes en los cultivos próximos, especialmente otras umbelíferas cultivadas en la región (4).
En 1996 en un simposium internacional celebrado en Alemania se presentaron las recientes investigaciones sobre la entomofauna y enfermedades causadas por hongos en cultivos de plantas aromáticas. En dichas jornadas se describieron algunas de las enfermedades fúngicas que afligieron los cultivos de eneldo en Bulgaria durante 1993-1995. Cersospora depressa fue citada como un patógeno capaz de mermar las producciones de eneldo en dicho país en el período estudiado (12).

La práctica del recubrimiento de la semilla con productos a base de fungicidas orgánicos e inorgánicos se efectúa para eliminar y prevenir el ataque de posibles patógenos. Entre otros enemigos se recuerdan sólo moluscos de tierra como caracoles y babosas: estos pueden constituir un serio peligro para las jóvenes plántitas, cuya parte epígea erosionan.

8. APLICACIONES Y CURIOSIDADES.

8.1. Aplicaciones Medicinales:

Tiene propiedades tónicas, carminativas, estomacales, antiespasmódicas y antisépticas. Sobre todo las semillas, se usan para preparar tisanas que facilitan la digestión. Con propiedades carminativas y diuréticas principalmente. Además, es estomacal, antihemorroidal, eupéptico y sedante.

Tiene propiedades galactógenas, antihemorroidales y la esencia contra el hipo y cólicos linfáticos. Se emplea en farmacia en aromaterapia. Puede provocar dermatitis al contacto y fotosensibilización en las personas sensibles. La decocción de los frutos se utiliza como contraveneno en el norte de África. Tiene además, desde antiguo, la fama de curar las indigestiones y los dolores estomacales, de ayudar a conciliar el sueño y de estimular el apetito y la producción de leche de las madres. Para estos fines, las hojas y las semillas de eneldo se preparan en infusión de agua o de vino. En perfumería se emplea en jabones y pomadas.

8.2. Aplicaciones Culinarias:

Las flores frescas y los frutos se utilizan para preparar conservas en vinagre y para hacer vinagre de eneldo. Las hojas frescas o secas se emplean en la preparación de sopas, ensaladas, platos de carne picada, verduras de pescado y marisco. Es típico de la cocina del norte de Europa. Se usa a menudo en mayonesas. Se utiliza para aromatizar los platos de pescado haciéndolos más digestibles. Cuando se utilizan para aromatizar guisos, sopas, verduras o estofados, las hojas deben añadirse en el último momento, pues la cocción destruiría su aroma. Las semillas y las hojas se introducen en vinagre para preparar vinagre de eneldo, con el cual se conservan pepinillos y otros encurtidos. Una cucharada de eneldo, añadida a 60 gramos de matequilla y media cucharada de zumo de limón, enfriada la mezcla en nevera, para aliñar carnes a la parrilla, patatas y zanahorias hervidas, e incluso para untar sobre las tostadas de pan.

Las hojas picadas harán resaltar el sabor natural de los pepinos, las ensaladas, las verduras, las patatas, las sopas y los estofados, y sobre todo de los guisos de pescado. El sutil sabor de las hojas del eneldo tiende a desaparecer con la cocción, por lo que es mejor añadirlas a los guisos en el momento de retirarlos del fuego. Las semillas de eneldo, al igual que el resto de la planta, pueden ser introducidas en vinagre de vino para preparar vinagre de eneldo o encurtidos. El eneldo es además un condimento muy útil en las dietas sin sal.
En la industria alimentaria y licorería se emplea como aromatizante de conservas, chucrut, pickles, salsas, vinagres, etc. Los residuos de la destilación se aprovechan como alimento del ganado vacuno.
Algunos ejemplos culinarios se detallan a continuación:

Sopa de eneldo: ingredientes para cuatro personas: 600 ml de agua; huesos de ternera, con restos de carne y médula; patatas ralladas; champiñones, cortados en tiras; sal, pimienta; 1 cucharada de eneldo. Preparación: cocemos la carne con agua abundante. Cuando esté cocida, añadimos las patatas y el champiñón y volvemos a cocer 20 minutos. Se condimenta con sal y pimienta, añadiendo, por último, el eneldo. Se sirve inmediatamente. Se puede cambiar la carne por pescado.

Patatas con eneldo: ingredientes para cuatro personas: 1 kg de patatas; 1 cebolla mediana; 200 ml de nata agria, leche agria o, a falta de éstas, yogurt; sal; 1 manojo de eneldo. Preparación: cocemos las patatas enteras. Las pelamos y partimos en rodajas. En una cazuela se ponen 250 ml de agua, sal y la cebolla, picada muy fina. Se deja hervir hasta que la cebolla está cristalina; se añaden las patatas y la nata y se remueva con cuidado. Se deja hervir, lentamente, hasta que espese. Finalmente se añade el eneldo picado. Es necesario tener cuidado para que las patatas no se conviertan en una masa.

8.3. Curiosidades.

El nombre genérico deriva del griego anethoru (hinojo, por ser semejantes), El nombre específico, del sabor y olor fuerte y grave de la semilla. Según otros, el nombre viene del griego abethon, derivado de aitho (quemo), ya que era una planta parecida al hinojo pero con la raíz acre. Existe una sola especie en la Península y Baleares.

Procede de Oriente, de Persia y la India, aunque fue empleado desde la remota antigüedad, encontrándose eneldo en las tumbas de los faraones. Los gladiadores romanos utilizaban el aceite como linimento. Las mujeres kirguises se perfumaban con eneldo para recibir a sus maridos a la vuelta de sus expediciones guerreras. Las semillas tuvieron reputación como afrodisíacas entre la nobleza de la Rusia de los zares. Ha sido utilizado en los ritos chamánicos del norte de Europa y Siberia. En Europa oriental, para conseguir encontrar objetos perdidos se colocaban ramitas de eneldo ante los iconos y se ofrecían a los santos en la iglesia. En las cunas colocaban ramitas para proteger al bebé y a la entrada de las casas se colgaban las ramas boca abajo para que, al secarse, las semillas se dispersaran por el umbral. La miristicina que aparece en el aceite esencial es la sustancia responsable de las propiedades psicoactivas y alucinógenas.

8.4. Principios Activos.

Contiene el 2,5 al 4% de un aceite esencial, cuyos componentes principales son: Carvona, una cetona terpénica, cuyo porcentaje varía del 40 al 60% y cantidades menores de limoneno, felandreno, pineno, dipenteno, diapiol, miristicina.
Recientes estudios sobre las propiedades de los compuestos volátiles del aceite esencial del eneldo, obtenido tanto de hojas como de semillas, revelan un gran campo de aplicaciones sobre todo en el ámbito del control de plagas y enfermedades que azotan los cultivos. Estos compuestos podrían en un futuro suplir el papel de numerosos fitosanitarios de síntesis que inundan nuestros campos. Sería una opción mucho más respetuosa con el medio ambiente que la utilización de químicos.
Así se han citado propiedades toxicológicas sobre poblaciones plaga como los adultos de Lucilia sericata. La DL50 fue de 80 ppm para el eneldo sobre dicha plaga (13).

Ensayos in vitro con los extractos de los aceites esenciales de hojas y semillas de eneldo hay demostrado una elevada supresión del crecimiento micelial de hongos como Macrophomina phaseolina. Los resultados de inhibición obtenidos fueron mejores que los logrados con algunos de los productos fitosanitarios de síntesis que habitualmente se emplean para el control de las patologías causadas por este hongo, como fueron el Benlate, Ceresan, Copper oxychloride, Dithane y Thiovit (7).

También se ha descrito un elevada actividad fungistática del aceite esencial extraído de las semillas de eneldo sobre una amplia gama de patógenos. A una concentración de 3000 ppm inhibió completamente el crecimiento de hongos como Fusarium moniliforme (Gibberella fujikuroi), Ceratocystis paradoxa, Rhizoctonia solani, Curvularia lunata, Periconia atropurpuria y Eppicoccum nigrum (19). En otro ensayo, y a la misma concentración de aceite esencial, se inhibió totalmente el crecimiento micelial de hongos como Colletotricum falcatum y Culvularia pallenscens (5).
De igual forma, las hojas verdes y secas de eneldo testadas para el control de los nemátodo Meloidogyne javanica y Rotylenchulus reniformis, causantes de patologías en el cultivo del girasol en Egipto, han dado resultados esperanzadores sobre la posible utilización de esta planta en la reducción de las poblaciones de dichos nemátodos en los suelos cultivados. Además la adición de esta materia vegetal al suelo produjo un desarrollo de las plantas significativamente superior (2).


Página anterior

Página 2 de 2
 


       
PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.