infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

AENOR aprueba tres normas para la regulación de insumos en agricultura ecológica

Pese a contar con el apoyo del MAPAMA, se trata de normas de aplicación voluntaria, aunque marcan las líneas de una posible legislación futura.
España - 04/04/2018
Producción Ecológica
Jornada de presentación de las normas UNE para insumos en producción ecológica.


La Asociación Española de Normalización (AENOR) ha aprobado tres nuevas normas de insumos para la agricultura ecológica, con el fin de armonizar la certificación de fertilizantes y fitosanitarios en el sector ecológico, aportando ventajas a los fabricantes de insumos -que con estas nomas suman valor ante los mercados internacionales-, a la vez que se dan garantías adicionales a los agricultores que usen estos productos y, por ende, a los consumidores finales. Las normas han sido elaboradas con la participación de todas las partes implicadas, desde las administraciones, como el MAPAMA, a empresas del sector. Se trata de tres normas que, según Francisco Javier Maté, Subdirector General de Calidad Diferenciada y Agricultura Ecológica del MAPAMA, “son pioneras que supondrán una valiosa herramienta para el sector y que dotará a los productos certificados bajo estas normas de una distinción que será valorada en el mercado nacional e internacional”. Una normalización de aplicación voluntaria, pero que, en palabras de los responsables de su elaboración, “marcarán la línea a seguir de las normativas que se elaboren en los próximos años” y que, por tanto, abren un periodo de adaptación del sector a las mismas.

Se trata de una herramienta que los distintas partes implicadas, como son el sector y las administraciones han querido aportar dado que existe un marco normativo a nivel europeo condicionado por los principios que rigen la producción ecológica y que se aplica a productos agrarios vivos o no transformados, productos agrarios transformados destinados a ser utilizados para la alimentación humana, piensos y material de reproducción vegetativa y semillas para cultivo, pero no incluye a los fertilizantes, enmiendas y fitosanitarios de uso en la producción ecológica. No obstante, sí incluye unos principios generales y unas normas que se deben cumplir si estos insumos quieren aplicarse a este sistema productivo y que dan lugar a las listas restringidas de los anexos I y II del R(CE)889/2008.

Sin embargo, las listas de los anexos I y II son difíciles de interpretar en muchos casos. Además, se detectaron residuos de algunos productos y alimentos ecológicos que proceden de productos no autorizados para agricultura ecológica, con el consiguiente rechazo y perjuicio para los agricultores debido a la existencia en el mercado de productos de estos insumos con indicaciones relativas a agricultura ecológica pero sin ningún control. Asimismo, se encuentra el inconveniente de la diferencia de criterios para certificación de fertilizantes, enmiendas y productos fitosanitarios para producción ecológica más allá de las listas de los anexos del reglamento y la implantación en la UE del sistema de notificaciones OFIS entre los Estados Miembros de irregularidades detectadas en productos ecológicos en mercados de la Unión Europea. Todos ellos, motivos por los que el sector solicitó al MAPAMA la regulación de insumos, solicitud que fue elevada en repetidas ocasiones, sin respuesta, a la Comisión Europea y al Consejo de la UE.

Nuevas normas UNE de insumos para producción ecológica

De las tres normas aprobadas por la Asociación Española de Normalización, dos de ellas regulan los requisitos de producto diferenciados, y una tercera sirve de evaluación de la conformidad de los productos con respecto a las dos normas anteriores. En el caso de la UNE 142500, regula los fertilizantes, enmiendas y sustratos de cultivo aplicables en la agricultura ecológica, y la UNE 315500 recoge los requisitos de los productos para la gestión de plagas y enfermedades en este sistema productivo. Estas normas establecen los requisitos que deben cumplir los fabricantes o los responsables de la puesta en el mercado de estos insumos de aplicación en producción vegetal ecológica, que a su vez debe estar autorizado para la agricultura general y cumplir con la legislación horizontal pertinente, e incluyen requisitos tanto de la legislación general de productos fertilizantes o fitosanitarios, como los correspondientes a los principios de la agricultura ecológica. 

De un lado, la UNE 142500 rige sobre:

Principios generales para la gestión y fertilización del suelo en producción vegetal ecológica.
Objeto, campo de aplicación y definiciones.
Requisitos de materias primas (Anexo I R889/2008, no OMG, proveedores, método de obtención, origen, naturaleza, composición y otros requisitos según la naturaleza de la materia prima).
Requisitos del proceso de fabricación (autorizaciones necesarias, descripción del proceso con detalle).
Trazabilidad de todo el proceso productivo y sistema de autocontrol del fabricante con identificación del producto final mediante un código que permita seguir la trazabilidad.
Envasado, etiquetado y requisitos del producto comercializado (Registro, si procede, e incluye una tabla de requisitos de los productos fertilizantes relacionados en el Anexo I R889 y su correspondencia con los productos regulados por la legislación nacional o de la UE).
Controles analíticos de productos finales: Análisis y valoración de riesgos con medidas para minimización de riesgos o para aplicar en caso de producto no conforme.
Anexos informativos, como ayuda a los fabricantes que deseen implantar esta norma:
  • A: Modelos de declaraciones y fichas técnicas.
  • B: Lista de comprobación de los requisitos que debe cumplir y pruebas de autocontrol del fabricante de los insumos conformes con esta norma (materias primas, proceso de fabricación, trazabilidad y autocontrol, envasado, etiquetado, productos comercializados, análisis de riesgos).
  • C: Referencias bibliográficas.

Por otra parte, la UNE 315500 rige sobre:

Principios generales para la gestión de plagas y enfermedades en producción vegetal ecológica.
Objeto, campo de aplicación y definiciones.
Requisitos de sustancias activas, sustancias básicas y adyuvantes (Anexo II R889/2008, no OMG, y composición).
Requisitos del proceso de fabricación (análisis o documentación sobre la composición de cada sustancia activa, sustancia básica y adyuvante, descripción del proceso productivo, certificado de composición del producto fitosanitario final registrado, plan de formación del personal, etc).
Envasado, etiquetado, almacenamiento y requisitos del producto comercializado (Registro en productos fitosanitarios, con sustancias básicas que sean alimentos y de origen vegetal o animal).
Trazabilidad y autocontrol desde el origen hasta el producto final comercializado, incluidos los procesos subcontratados.
Análisis de riesgos, con tipos de peligros y criterios para la valoración de los riesgos, medidas a aplicar para minimizar los riesgos y en caso de detección de producto no conforme.
Anexos informativos:
  • Bibliografía y textos legales.
  • Modelos de declaraciones de no utilización de OMG.
  • Lista de verificación de los requisitos que debe cumplir el responsable de la puesta en el mercado de estos insumos (sobre sustancias activas, sustancias básicas y adyuvantes, proceso de fabricación, envasado, etiquetado, almacenamiento, productos comercializados, trazabilidad y autocontrol, análisis de riesgos).

En el caso de la tercera de estas tres normas, la UNE 66500, establece los requisitos mínimos que deben cumplir las entidades de certificación de los insumos aptos para su uso en agricultura ecológica que sean conforme a las citadas anteriormente, según sea el caso. Asimismo, unifica los criterios y procedimientos que se vienen aplicando hasta la fecha en la certificación de estos productos, proporciona una garantía sobre los productos basada en un sistema de certificación de tercera parte independiente o imparcial, y contempla la evaluación de las características de productos fertilizantes o productos fitosanitarios y demás requisitos establecidos en la norma UNE que les sea de aplicación.

Esta norma establece:

Requisitos exigibles al personal que participa en las diferentes fases de la evaluación de la conformidad en cuanto a formación y experiencia, incluida la cláusula de confidencialidad.
Requisitos del proceso de certificación que detallen las actividades de evaluación necesarias para verificar que se cumple la norma UNE 142500 ó 315500, según el caso.
  • Este proceso incluye inspección in situ al fabricante o solicitante de la certificación y toma de muestras para la realización de análisis de control en base al análisis de riesgos de la norma que aplique.
  • En el caso de fertilizantes orgánicos, los proveedores de materias primas también pueden ser objeto de control.
  • La norma también diferencia las determinaciones que hay que realizar y el número mínimo de ensayos en producto final, según se trate de fertilizantes o fitosanitarios, en función del análisis de riesgo y del número de productos para los que se solicita la certificación.
Un tratamiento armonizado de los incumplimientos detectados en los procesos y productos auditados respecto a la UNE 142500 o UNE 315500.
Una descripción detallada de los tipos de no conformidades, su clasificación según su gravedad y el modo de actuar de las entidades de certificación en cada caso.
Un contenido mínimo del certificado de conformidad de productos con el objetivo de unificar las condiciones de emisión, validez y publicidad de los certificados emitidos por diferentes entidades.
El periodo de validez del certificado de conformidad: hasta 4 años con auditorías de mantenimiento parciales anuales para evaluar el cumplimiento de los aspectos críticos de la norma de producto, el tratamiento de las desviaciones detectadas en auditorías previas o cualquier cambio en los procedimientos que afecten a los productos certificados.

Según los últimos datos de los que dispone el MAPAMA, en España existe una superficie superior a los dos millones de hectáreas de producción ecológica controlada, tanto para actividad agrícola como ganadera. Al igual que la superficie, en los últimos años ha ido aumentando el número de productores ecológicos, alcanzándose, según el MAPAMA, más de 36200 registrados a tal efecto.

Divulgación

Para la divulgación de estas normas en el sector, el MAPAMA y Ecovalia presentaron ayer en Almería las jornadas ‘Insumos UNE para el nuevo mercado ecológico’, un evento que según explicó Francisco Javier Maté, Subdirector General de Calidad Diferenciada y Agricultura Ecológica del MAPAMA, serán las primeras de una serie de jornadas que se desarrollarán por todo el país con tal de dar difusión a la existencia en el sector de estas tres normas UNE para la producción ecológica.

Además de la explicación de estas normas, las jornadas contaron con la presencia de Ligia Morend, ingeniera del Departamento de Agricultura Orgánica, perteneciente a la División de Protección de los Recursos Naturales Renovables del Servicio Agrícola y Ganadero del Gobierno de Chile, quien explicó la experiencia normativa sobre insumos en agricultura ecológica de los países miembros de la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica (CIAO), de la que España es miembro estratégico. Según Morend, la CIAO comenzó adaptando la normativa europea sobre agricultura ecológica, tras lo que esta adaptación ha ido evolucionando a su manera pero de forma paralela, ya que, por ejemplo, al igual que sucede con la normativa europea, se excluye a los bioestimulantes de estas normas.

Seguidamente, se llevó a cabo una mesa redonda conformada por Teresa García Muñoz, presidenta del Colegio de Ingenieros Agrícolas de Almería, Victoria Cadahía, directora técnica de AEFA, Estefanía Hinarejos, directora de la Asociación IBMA España, Mª del Carmen Márquez, responsable de buenas prácticas agrícolas de AEPLA, Francisco del Águila, gerente de Keops Agro y Jon Jáuregui, jefe del servicio de sistemas ecológicos de producción de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, junto a Rafael Bolívar, consejero de Agricultura de la Embajada de España en México como moderador. 

Por su parte, García Muñoz realizó una reflexión sobre la evolución de la agricultura ecológica en Almería por la que destacó que las normas presentadas en esta jornada “serán una herramienta muy útil para una necesidad existente, pero no sólo para la agricultura ecológica” y subrayó la importancia del control biológico en la agricultura ecológica: “Debemos observar la evolución de los bichos en el control de plagas y enfermedades, y en el caso de que éstos no solucionen el problema, utilizar los fitosanitarios adecuados” y resaltó que “el milagro está en la atención constante del sistema productivo y el trabajo diario atendiendo a la sostenibilidad”. 

Por otro lado, Victoria Cadahía subrayó que los requisitos recogidos en las normas UNE presentadas “son requisitos muy rigurosos por los que los fabricantes hemos luchado para su viabilidad y debe haber una garantía de prestigio, de manera que los insumos certificados bajo estas normas sean solicitados por los agricultores”, así como realizó una reflexión sobre la riqueza del lenguaje en lo referente a este sistema productivo, al que internacionalmente se le denomina “agricultura orgánica o agricultura biológica”, mientras que el térmico “ecológica” que se utiliza en España recoge la visión de protección del medio ambiente, además de la procedencia natural de las materias primas de los insumos, así como mostró el apoyo de AEFA al desarrollo e implantación en el sector de estas normas UNE.

Estefanía Hinarejos trasladó a los asistentes a la jornada la experiencia de la Asociación IBMA España en el desarrollo de estas normas y resaltó “lo difícil que es definir algo”, aludiendo a que no está definido lo que es el control biológico o un bioplaguicida a nivel europeo, por lo que destacó que la aprobación de estas normas UNE “es solo el inicio del trabajo de los próximos cuatro años, que servirán como prueba para detectar y corregir posibles anomalías en la certificación de insumos para agricultura ecológica”, a la vez que hizo hincapié en que “ésta es solo una pequeña porción de todo lo que hay que regular en esta materia”.

A continuación Mª del Carmen Márquez destacó la labor que debe realizar el sector para comunicar el concepto de agricultura ecológica en la sociedad, y clarificar que ésta no tiene que estar exenta de insumos como los fitosanitarios, sino que éstos pasan por un riguroso control antes de ser registrados para asegurar que las materias primas del mismo sean naturales y respetuosas con el medio ambiente, de manera que sean aplicables en agricultura ecológica. Una idea que el gerente de Keops matizó, ya que explicó las rigurosas normas que las cadenas de distribución agroalimentaria exigen a los agricultores: “en ocasiones, incluso nos hacen firmar un contrato en el que se establece que los productos comercializados no han sido tratados con fitosanitarios”, una cuestión por la que planteó el posible cambio de nombre de estos insumos para evitar problemas como este. Un planteamiento éste que generó gran debate y cuya solución, se planteó desde la perspectiva de la concienciación de la sociedad y de los consumidores de que “la agricultura ecológica no tiene por qué estar exenta de fitosanitarios, sino que éstos proceden de materias primas naturales y respetuosas con el medio ambiente”.

Asimismo, Jon Jáuregui quiso verbalizar “el apoyo de la Junta de Andalucía a las normas UNE aprobadas para dar seguridad en el uso de insumos en agricultura ecológica a los agricultores y a los consumidores para que sigan confiando en los productos ecológicos” así como resaltó la necesidad de controlar las malas prácticas existentes en el mercado sobre la comercialización de insumos con etiquetas en las que se dan indicaciones para la agricultura ecológica sin cumplir los requisitos establecidos para este sistema productivo y a las que las normas UNE vienen a regular.

Unas normas que, como subrayó Rafael Bolivar, “suponen un sistema de evaluación que sirve como camino al futuro: un primer paso, aunque no el definitivo” y destacó el carácter voluntario de las mismas, estableciendo “un periodo de tiempo para que los fabricantes y certificadoras se adapten a los requerimientos establecidos por estas normas”, así como consideró oportuno aventurar que “si estas normas se aplican con éxito, tenemos las estructuras necesarias para pensar en una norma internacional ISO”.

Asistentes a la jornada.
María Teresa García Muñoz, presidenta del Colegio de Ingenieros Agrícolas de Almería.
Victoria Cadahía, directora técnica de AEFA.
Estefanía Hinarejos, directora de la Asociación IBMA España.
Mª del Carmen Márquez, responsable de buenas prácticas agrícolas de AEPLA.
Francisco del Águila, gerente de Keops Agro.
Jon Jáuregui, jefe del servicio de sistemas ecológicos de la Junta de Andalucía.
Francisco J. Maté, Subdirector General de Calidad Diferenciada y Agric. Ecológica MAPAMA.



¿Quiere estar informado?


Buscador NOTICIAS





































Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.