Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

LA NORMALIZACIÓN EN LOS TRACTORES AGRÍCOLAS
Normalization in the Agricultural Tractors

La Normalización ha sido durante años algo ciertamente desconocido fuera de un reducido grupo de técnicos especializados, a pesar de los beneficios que de su actividad se han derivado tanto para el productor como para el consumidor. Basta señalar para justificarlo el hecho de que la transferencia de tecnología, de la que depende el desarrollo de los países, va siempre unida a la normalización industrial.
Se solía considerar que cuando un producto se normalizaba perdía su identidad y que todos los productos que cumplían una determinada norma se hacían iguales entre sí. En otras ocasiones, como consecuencia de cierta publicidad interesada, se presentaba al producto normalizado como el único con calidad suficiente que llegaba al consumidor.

Sin embargo, un producto que no cumple ninguna “norma” puede tener una calidad excelente y de ninguna manera el producto normalizado debe perder su identidad y originalidad.
Esta visión simplificada de la Normalización, que dentro de ciertos límites puede ser verdadera, no es sino algo accesorio en el complejo mundo de la Normalización.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para agricultura


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta maquinaria


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de frutas y hortalizas

Es frecuente que el agricultor, o el pequeño fabricante de maquinaria agrícola, reciban información en la que aparece la palabra “normalizada” para referirse a determinados elementos de sus máquinas, en la mayoría de los casos sin entender lo que significa, ni alcanzar a comprender las ventajas que les proporciona el hecho que determinados elementos se encuentren normalizados.
Sin embargo, para los usuarios de los tractores y de la maquinaria, hay muchas ocasiones en las que sin saberlo sienten la necesidad de la Normalización: cualquiera que haya tenido que enganchar un apero a un tractor habrá sufrido las molestias que pequeñas diferencias en los elementos de enganche producen en el momento de la unión.

Cada trabajo de normalización finaliza con la elaboración de una Norma Técnica que debe ser un conjunto de información ordenada que afecta a una pieza, máquina, sistema o producto, bajo cualquiera de sus aspectos dimensionales, de calidad, de utilización o de ensayo, a condición de que exista un interés común de los implicados en el proceso de fabricación o en la utilización. La existencia de un verdadero interés común hará que la Norma se aplique, aunque no se establezca administrativamente su obligatoriedad. La participación de todos los implicados en un problema normalizable resulta fundamental si se quieren alcanzar los objetivos previstos y no publicar un documento que nadie utilizará.




En el desarrollo de cada Norma se sigue siempre la misma pauta, lo cual facilita su lectura e interpretación. Esta pauta establece que la Norma se inicie señalando el Objeto y el Campo de aplicación en los que queda reflejado lo que se pretende con la Norma y a qué va dirigida. Seguidamente se reseñan otras Normas que pueden ser antecedentes o complementarias del documento considerado, junto con la terminología, definiciones, abreviaturas y símbolos que se van a utilizar en todo el documento. A continuación, si la Norma lo exige, se reseña la instrumentación que se precisa para la aplicación de la Norma junto con sus especificaciones, dándose particular importancia a la precisión que se debe alcanzar en medidas y determinaciones. La Norma se completa con los diferentes apartados sobre aspectos específicos a los cuales se les añade una aplicación o ejemplo si se considera necesario. El último apartado establece la correspondencia de la Norma con otras Normas Internacionales, o Nacionales de países distintos, señalando el grado de semejanza que puede ser total (correspondencia íntegra) o en determinados aspectos parciales.
A cada Norma Técnica se le asigna un número de orden que, según el organismo que la elabora, puede ser por simple cronología de publicación, o con una cierta clave que sirve para conocer el grupo de trabajo que se encargó de su elaboración.

La normalización en el medio agrícola tiene una complicación adicional, en comparación con la normalización industrial, por las propias características del sector: usuarios que han tenido que aprender por sí solos a elegir y manejar las máquinas que utilizan y pequeños fabricantes que no pueden pagar un asesoramiento técnico orientador.
La gran multiplicidad de máquinas y aperos que se pueden acoplar al tractor pone de manifiesto la necesidad de contar con un conjunto de Normas que permitan conseguir esta intercambiabilidad, sin que sea necesaria una continua modificación de los elementos de fijación o de trabajo, e independientemente del origen de fabricación de la máquina o del tractor.

Las primeras Normas de uso agrícola tuvieron esta misión. En 1927 los técnicos de la Asociación Americana de Ingenieros Agrónomos (ASAE) establecieron las normas constructivas y de funcionamiento de la toma de fuerza con la que se dotaban los tractores que entonces se construían. Un sistema tan simple como era un eje capaz de suministrar potencia a la máquina accionada, dejaba de ser operativo si no se establecía un convenio que fijara el sentido de giro y las dimensiones del acoplamiento. A esta normativa siguieron otras, como el dimensionamiento del enganche en tres puntos para tractores, definido en 1939, que junto con el de la toma de fuerza pronto tienen una aceptación mundial.

La maquinaria para la agricultura se produce en series reducidas, en comparación con otros bienes de equipo, y sólo contando con un amplio mercado pueden bajarse los costes de producción. Así lo entendió la ISO (International Organization for Standarization)y desde el principio se dio gran importancia a la normalización del material agrícola y forestal. Para ello se creó un Comité específico, el TC 23 denominado de “Tractores y maquinaria agrícola y forestal”. Paralelamente a este Comité Técnico internacional, en el seno de IRANOR primero y después dependiente de AENOR, al igual que lo hicieron los diferentes Institutos de Normalización de los países miembros, se creó la Comisión Nacional correspondiente, la CTN 68, que participa en los trabajos internacionales de ISO en el campo de los tractores y la maquinaria agrícola y forestal, la cual también se responsabiliza de la normalización nacional en este ámbito de actuación.
La estructura internacional del Comité Técnico 23 de ISO está formada por una Secretaría que coordina los trabajos y 19 subcomités encargados cada uno de una parte específica del campo atribuido al Comité.

En un campo tan amplio como el de los tractores y la maquinaria agrícola y forestal, cada subcomité tiene asignada su función: terminología, ensayos, seguridad, tractores, maquinaria para trabajo del suelo, para tratamientos fitosanitarios, para recolección, vitivinícola, se siembra y abonado, de transporte agrícola, de ganadería, de jardinería, símbolos normalizados, maquinaria forestal, para olivicultura, forestal de mano, de riego y equipos electrónicos constituyen los campos de actividad de cada uno de los subcomités.

Las Normas ISO publicadas, que afectan a los tractores agrícolas, han sido elaboradas en su mayor parte por el TC 23 / SC 4 “Tractores”, aunque otras proceden de SC 2 “Ensayos comunes” y SC 3 “Seguridad”.
Estos documentos, como todas las Normas ISO, sufren revisiones periódicas para adaptarlas al progreso técnico, a la vez que se completan con nuevos documentos que cubren nuevos aspectos que se estima necesario normalizar.

La CTN 68 “Tractores y maquinaria agrícola y forestal” de AENOR, además de participar de manera activa en los trabajos internacionales de Normalización, elabora las correspondientes Normas españolas (UNE, Una Norma Española), teniendo en cuenta los intereses de la Industria y de la Agricultura nacional, que para el caso de los tractores agrícolas se corresponden en su mayoría con las Normas Internacionales ISO.

Más de 80 Normas UNE han sido publicadas en el campo de los tractores y la maquinaria agrícola, y en la actualidad existen varios documentos en estudio en campos que afectan a la maquinaria agrícola y forestal, que se realizan contando con la participación de técnicos de la Industria y de las Administraciones tanto Central como Autonómicas.

NORMAS ISO / TC 23 / SC 4 TRACTORES

ISO 500 1991 AGRICULTURAL TRACTORS -- REAR-MOUNTED POWER TAKE-OFF -- TYPES 1, 2 AND 3
ISO 730-1 1994 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS -- REAR-MOUNTED THREE-POINT LINKAGE -- PART 1: CATEGORIES 1, 2, 3 AND 4
ISO 730-1: 1994/ Cor.1 1995 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS -- REAR-MOUNTED THREE-POINT LINKAGE -- PART 1: CATEGORIES 1, 2, 3 AND 4. CORRIGENDUM 1.
ISO 730-2 1979 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS -- THREE-POINT LINKAGE -- PART 2: CATEGORY 1 N (NARROW HITCH)
ISO 2332 1993 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- CONNECTION OF IMPLEMENTS VIA THREE-POINT LINKAGE -- CLEARANCE ZONE AROUND IMPLEMENT
ISO 4004 1983 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- TRACK WIDTHS
ISO 5673 1993 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- POWER TAKE-OFF DRIVE SHAFTS AND POSITION OF POWER-INPUT CONNECTION
ISO 5675 1992 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- GENERAL PURPOSE QUICK-ACTION HYDRAULIC COUPLERS
ISO 5676 1983 TRACTORS AND MACHINERY FOR AGRICULTURE AND FORESTRY -- HYDRAULIC COUPLING -- BRAKING CIRCUIT
ISO 5692 1979 AGRICULTURAL VEHICLES -- MECHANICAL CONNECTIONS ON TOWED VEHICLES -- HITCH-RINGS -- SPECIFICATIONS
ISO 5711 1995 TRACTORS AND MACHINERY FOR AGRICULTURE AND FORESTRY -- WHEEL-TO-HUB FIXING DIMENSIONS
ISO 6489-1 1991 AGRICULTURAL VEHICLES -- MECHANICAL CONNECTIONS ON TOWING VEHICLES -- PART 1: HOOK TYPE
ISO 6489-3 1992 AGRICULTURAL VEHICLES -- MECHANICAL CONNECTIONS ON TOWING VEHICLES -- PART 3: TRACTOR DRAWBAR
ISO 8759-1 1998 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS -- FRONT-MOUNTED EQUIPMENT -- PART 1: POWER TAKE-OFF AND THREE-POINT LINKAGE
ISO 8759-2 1998 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS -- FRONT-MOUNTED EQUIPMENT -- PART 2: STATIONARY EQUIPMENT CONNECTION
ISO 8935 1990 TRACTORS FOR AGRICULTURE AND FORESTRY -- MOUNTINGS AND APERTURES FOR EXTERNAL EQUIPMENT CONTROLS
ISO 10448 1994 AGRICULTURAL TRACTORS -- HYDRAULIC PRESSURE FOR IMPLEMENTS
ISO 11001-1 1993 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS AND IMPLEMENTS -- THREE-POINT HITCH COUPLERS -- PART 1: U-FRAME COUPLER
ISO 11001-2 1993 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS AND IMPLEMENTS -- THREE-POINT HITCH COUPLERS -- PART 2: A-FRAME COUPLER
ISO 11001-3 1993 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS AND IMPLEMENTS -- THREE-POINT HITCH COUPLERS -- PART 3: LINK COUPLER
ISO 11001-4 1994 AGRICULTURAL WHEELED TRACTORS AND IMPLEMENTS -- THREE-POINT HITCH COUPLERS -- PART 4: BAR COUPLER
ISO 11374 1993 AGRICULTURAL TRACTORS AND IMPLEMENTS -- FOUR-POINT RIGID HITCH -- SPECIFICATIONS
ISO 11471 1995 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- CODING OF REMOTE HYDRAULIC POWER SERVICES AND CONTROLS
ISO/TR 12369 1994 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- ELECTRICAL POWER TRANSMISSION CONNECTORS
ISO/TR 12369:1994 1999 AGRICULTURAL TRACTORS AND MACHINERY -- ELECTRICAL POWER TRANSMISSION CONNECTORS. AMENDMENT 1.

Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.