Portada - Noticias - Empresas - Empleo - Precios - Cursos - Compraventa - Galería - Vídeos - Foro
Venta   (+34) 902 117 929   admin@infoagro.com
Catálogo de instrumental


pH

Ir a la tienda de medidores de pH

El pH

El control del pH es muy importante en la elaboración de los productos alimentarios, tanto como indicador de las condiciones higiénicas como para el control de los procesos de transformación. El pH, como la temperatura y la humedad, son importantes para la conservación de los alimentos. De ahí que generalmente, disminuyendo el valor de pH de un producto, aumente el período de conservación. Por ejemplo, el tratamiento de alimentos en una atmósfera modificada con pH inferior a 4,6 puede inhibir la multiplicación de agentes patógenos como el "Clostridium botulinum".

Carnes y embutidos
El pH es un indicador importante de las condiciones de salud y alimentaras del animal en el momento del sacrificio. Los valores típicos deberían rotar entre pH 5.4 y 7.0, y son indicativos de una conservación correcta de la carne.
Con el pasar del tiempo, el valor del pH tiende a disminuir. Además, es indicativo del grado de dureza de la carne cortada, debido a que el proceso de acidificación es diverso en los distintos cortes de carne. Valores elevados de pH caracterizan una carne más oscura, menos sabrosa y de menor valor en el mercado.
Ya que estos productos se conservan en ambientes refrigerados, la medida del pH permite controlar que no haya contaminaciones debidas a pérdidas de amoníaco en los circuitos refrigerados.

Bebidas
El pH es un factor importante en la producción de todos los tipos de bebidas. Incluso pequeños cambios del Ph en las aguas minerales pueden indicar una contaminación de las fuentes o de los estratos naturales.
Para la calidad de las bebidas es importante controlar el pH tanto del agua como de los jarabes y zumos. El pH juega un papel crucial en la producción de la cerveza (ver lista de pHmetros para cerveza) y debe ser controlado regularmente en las diferentes fases de su elaboración, con el fin garantizar un producto con buenos estándares cualitativos. Por ejemplo, el valor pH de algunos ingredientes debe ser controlado para crear condiciones favorables a la fermentación. El pH del vino varía normalmente de 2.8 a 3.8. Su control es muy importante en las diversas fases del proceso productivo, como la fermentación y l a conservación. Con un pH superior a 3.5, algunas bacterias pueden atacar el vino. Incluso el sabor depende en gran medida del pH: por ejemplo, los vinos secos se convierten generalmente en ácidos. En el embotellamiento de algunos tipos de bebidas alcohólicas como el brandy, las botellas se enjuagan con el mismo producto. La solución de lavado se recupera y su pH va controlado con el fin que se pueda reutilizar en sucesivos ciclos.

Leche y derivados
El pH de la leche debe ser controlado desde el momento de la recolección hasta la entrega del producto, ya que es un indicador válido de sus condiciones higiénicas. El valor normal está en torno a 6.8. Valores inferiores a pH 6.8 pueden indicar una infección en el animal, que puede ser grave si el pH es inferior a 4.4.
El control del pH puede determinar la presencia de una contaminación de amoníaco debida a pérdidas en las instalaciones de refrigeración.
La leche usada para la producción de quesos debe ser de óptima calidad y su pH puede variar de 6.1 y 6.5, según el tipo de queso que se debe obtener. El pH también se controla durante la elaboración y maduración de los quesos. Valores de pH comprendidos entre 4.1 y 5.3 garantizan una ralentización del crecimiento de los agentes patógenos en los quesos frescos.
Asimismo, el control del pH es muy importante durante las diferentes fases de elaboración de la mantequilla. Por ejemplo, la nata se enfría tras la pasteurización o a un valor que debe ser muy preciso. El valor del producto terminado debe ser de pH 5 aproximadamente, que en algunas condiciones puede necesitar aditivos. Un valor entre 4.5 y 6.4 del producto terminado garantiza una mayor conservación.
En la preparación del yogur, la refrigeración que sigue a la incubación de los fermentos, puede comenzar sólo cuando el valor del pH ha alcanzado valores de alrededor 4.4-4.6. La fruta agregada al yogur debe tener el mismo valor de pH para evitar reacciones no deseadas. Un producto final óptimo debería tener un pH de alrededor de 4.0-4.4 para que pueda ser conservado por más tiempo.

Pan y pasta
El pan se conserva más tiempo si su valor pH está comprendido entre 4.0 y 5.8. Las pastas al huevo deben tener un pH ácido para evitar la reproducción de microorganismos patógenos.

Mayonesa y salsas
Para garantizar la seguridad higiénica de salsas a base de mayonesa, éstas de acidifican agregando el vinagre o el jugo de limón, prologando en este modo el periodo de conservación de los productos.

Mermeladas, jarabes y caramelizados
El pH del producto terminado influye en el tiempo de conservación de este tipo de alimentos. Para las mermeladas y los jarabes debería ser en torno a pH 3.5 y para los caramelizados entre pH 4.5 y 5.0.

Mariscos
Durante la estabulación de moluscos como las conchas y las almejas, el pH es un indicador del correcto desarrollo de este procedimiento de depuración.

Fruta y verdura
UN valor pH entre 2.5 y 5.5 prolonga la conservación de la fruta fresca e inhibe la reproducción de microorganismos. Lo mismo ocurre con la verdura en un intervalo entre 4.6 y 6.4 pH.

Alimentos cocinados
Un valor pH 4.5 es la forma más sencilla de garantizar la estabilidad del producto.

El agua en la elaboración de los alimentos
Controla el pH del agua usada en las elaboraciones alimentarias es un modo simple y rápido para garantizar una mejor calidad del producto final. Esto es debido a que ele agua de la red municipal o aguas subterráneas tienen propiedades que varían considerablemente en el tiempo y que deben por lo tanto ser controladas con regularidad.

Esterilización de las maquinarias
Algunos entes normativos recomiendan valores particulares de pH para las soluciones detergentes que se han de usar.
Por ejemplo, el pH de los detergentes a base de cloro debería ser de de pH 8 a 10 mientras que aquéllos a base de yodo deberían tener un pH 5 o inferior.

Rangos de pH óptimo para distintos cultivos

Acelga 6.0-7.5
Albaricoque 6.0-6.8
Alfalfa 6.5-7.8
Algodón 5.0-6.2
Almendro 6.0-6.8
Apio 6.1-7.4
Arroz 5.0-6.5
Avellano 6.0-7.0
Avena 5.2-7.1
Batatas 5.3-6.5
Berenjena 5.4-6.0
Boniato 5.1-6.0
Bróculi 6.0-7.2
Cacahuete 5.3-6.5
Café 5.0-7.0
Calabaza 5.6-6.8
Caña de azúcar 6.0-7.8
Cáñamo 6.2-7.2
Castaño 5.0-6.5
Cebada 6.4-7.8
Cebolla 6.0-7.2
Centeno 5.3-6.8
Col 6.0-7.5
Col de Bruselas 5.7-7.2

Coliflor 6.0-7.2
Colza 5.8-7.1
Dáctilo 5.6-7.2
Escarola 5.6-6.8
Espárrago 6.3-7.5
Espinaca 6.3-7.1
Fresa 5.0-6.2
Girasol 6.0-7.2
Grosellero 6.0-7.0
Guisantes 5.9-7.3
Habas 7.4-8.1
Judías 5.8-6.8
Lechugas 5.8-7.2
Lenteja 5.0-7.0
Limonero 6.0-7.5
Lino 5.5-7.5
Maíz 5.5-7.5
Maíz dulce 5.6-6.8
Manzano 5.3-6.7
Melocotonero 5.3-6.8
Melón 5.7-7.2
Membrillero 5.5-7.2
Mijo 5.1-6.8

Mostaza 6.0-8.0
Nabo 5.7-6.7
Naranjo 6.0-7.5
Olivo 6.0-7.8
Patatas 5.0-5.8
Pepino 5.7-7.2
Peral 5.6-7.2
Pimiento 6.3-7.8
Platanera 6.0-7.5
Pomelo 6.0-7.5
Rábano 6.1-7.4
Remolacha 6.0-7.6
Soja 6.1-7.2
Sorgo 5.8-7.5
Tabaco 5.5-7.3
Tomate 5.8-7.2
Trébol blanco 5.5-7.0
Trébol híbrido 5.2-7.8
Trébol rojo 5.5-7.0
Trébol violeta 6.0-7.5
Trigo 5.5-7.2
Vid 5.3-6.7
Zanahoria 5.7-7.0

  Tienda








  Ofertas y promociones

comprar un pHmetro











Formas de pago | Envío del pedido | Atención al cliente | Teléfono: +34 902 117 929 | Email: admin@infoagro.com

© Copyright Infoagro.com
Infoagro Systems, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 2 º, 28020, Madrid, España