Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

IMAGEN PERCIBIDA DE LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS. UN ESTUDIO EXPLORATORIO (2ª parte)
Consumer society and OGM

Resumen
1. Introducción
2. Metodología
3. Resultado Y Discusión
4. Conclusiones
5. Bibliografía
6. Anexos


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para hortalizas


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de hortalizas


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de hortalizas

3. RESULTADO Y DISCUSIÓN

Los resultados obtenidos del análisis de la encuesta reflejan que el 91,8% de los encuestados afirmaba conocer los productos transgénicos y el 8,2% no había oído hablar de ellos. Un alto porcentaje de consumidores asocian en primer lugar la palabra transgénico con alimentos para consumo humano de origen vegetal (esta afirmación ha sido señalada por el 91,8% de los encuestados). En segundo lugar la asocian con productos para alimentación animal (señalada por el 27,4%) y con alimentos de consumo humano de origen animal (señalada por el 26,7%) (gráfico 4). Las opciones que asocian la palabra transgénico con productos no alimentarios fueron las menos señaladas.

Gráfico 4. Porcentaje de respuestas de los principales productos asociados a la palabra transgénico, según los consumidores encuestados.




Para evaluar la opinión que tiene el consumidor sobre los productos transgénicos se les pidió que valorasen en una escala de Likert de 7 niveles (1: muy en desacuerdo a 7: muy de acuerdo) diferentes afirmaciones acerca de estos productos. La opinión más valorada fue “los alimentos transgénicos de origen vegetal son más resistentes a las plagas y a las enfermedades” (5,35), seguida de “los alimentos transgénicos se conservan durante más tiempo”, (4,72). Con una puntuación superior a 4 también se encontraba “los alimentos de origen vegetal se cultivan con menos tratamientos químicos” (4,61). El resto de opiniones fueron valoradas con puntuaciones inferiores a 4 (gráfico 5). Es de destacar que los encuestados se muestran más de acuerdo con las opiniones positivas sobre los alimentos transgénicos, a excepción de la opinión “los alimentos transgénicos aportan más elementos nutritivos”. Por el contrario, y de forma general, se muestran en desacuerdo con las desventajas sobre este tipo de alimentos. Ello nos lleva a afirmar que, a priori, y pese a lo que pudiera parecer, hay una cierta predisposición positiva.

Una vez realizadas las preguntas introductorias, que permiten que el encuestado se familiarice con los productos transgénicos, se les preguntó si habían consumido o no alimentos transgénicos. Un 20% de los consumidores afirmó que habían consumido alimentos transgénicos y un 35% que no los había consumido. Es importante señalar que un alto porcentaje de los encuestados afirmaron desconocer si los había probado o no (45%), lo que demuestra el gran nivel de desinformación que sobre estos productos existe en el mercado.

Gráfico 5. Puntuación media de las distintas afirmaciones relativas a los productos transgénicos, en opinión de los consumidores encuestados.

A continuación, a los encuestados que afirmaban haber consumido alimentos transgénicos, se les propuso un listado de productos para que señalasen si habían probado alguno de ellos. Se trataba de una pregunta semicerrada con posibilidad de introducir alguna opción de respuesta. De todas las opciones, el producto más señalado fue el maíz (con un porcentaje del 52,1%), seguido de la soja (35,2%) y el tomate (26,8%). En menor proporción fueron señalados el arroz, la patata y productos elaborados de bollería (gráfico 6).

Gráfico 6. Distribución en porcentaje de alimentos transgénicos consumidos por los encuestados.

Posteriormente se preguntó a todos los encuestados si consumirían o seguirían consumiendo alimentos transgénicos. Un alto porcentaje de encuestados, el 65,8%, respondieron que sí consumirían alimentos transgénicos, frente a un 20,5% que afirma que no los consumiría y un 13,7% que no lo sabe. Estas cifras parecen confirmar que existe un amplio sector de consumidores potenciales para estos productos.

En lo que respecta a las motivaciones de consumo de estos productos, las razones para consumir este tipo de productos se midieron en una escala de Likert de 7 niveles (1: muy en desacuerdo a 7: muy de acuerdo). Esta valoración permite afirmar que el principal motivo de consumo es que se conservan más tiempo (4,8). El segundo motivo de consumo señalado por los encuestados ha sido que aportan más elementos nutritivos (vitaminas, etc.) (4,4). Otro motivo de consumo señalado por los encuestados ha sido que estos productos tienen menos tratamientos químicos (4,1). Los motivos de consumo que obtuvieron menor puntuación fueron que tienen mejor sabor (3,5) y que son más baratos (3,3). Hay que destacar que las razones de consumo que obtuvieron una puntuación más elevada corresponden a mejoras demandadas por los consumidores en los productos vegetales convencionales, los que confirma que el consumidor relaciona principalmente los productos transgénicos con productos vegetales (gráfico 7).

Gráfico 7. Puntuaciones medias en una escala de 1 a 7 de las principales razones de consumo de alimentos transgénicos para los consumidores encuestados.

En cuanto a los motivos de no consumo, estos también se han medido en la misma escala de Likert. Según las respuestas obtenidas, la principal razón por la que no consumirían alimentos transgénicos es que no están suficientemente informados (5,8). La segunda razón más señalada fue que los alimentos transgénicos no son naturales (5,3). Los siguientes motivos más alegados para no consumir este tipo de alimentos fueron que en mi casa no se compran (5,0) y que se trata de alimentos más caros (4,9). El nivel de acuerdo medio con el resto de razones de no consumo es el que se muestra en el gráfico 8. Es importante señalar que todas las posibles razones que se ofrecieron al encuestado para que justificasen su motivo de no consumo fueron puntuadas por encima de la media (3,5).

Gráfica 8. Puntuaciones medias de las principales razones de no consumo de alimentos transgénicos para los consumidores encuestados.

Por último, y para completar este estudio exploratorio, se ha realizado una segmentación de los consumidores en función de su disposición a consumir o no alimentos transgénicos. Posteriormente se ha procedido a determinar el perfil de estos segmentos, analizando variables descriptivas y comportamentales. Respecto a las primeras sólo se han encontrado diferencias significativas en el nivel de conocimiento sobre el producto y la dedicación laboral (no se han encontrado diferencias significativas con respecto al sexo, la edad, la renta, el nivel de estudios y el tipo de hábitat). En relación a las variables comportamentales las diferencias entre segmentos han resultado estadísticamente significativas en la opinión sobre los alimentos transgénicos, las razones de no consumo, las actitudes generales de compra y los estilos de vida (tabla 3).

El primer segmento, formado por los consumidores que no consumirían alimentos transgénicos, está compuesto por un 20,5% de la muestra. Si analizamos este segmento mediante variables descriptivas se observa que el 76,7% del segmento ha oído hablar de los productos transgénicos, porcentaje muy inferior en comparación con la distribución en la población total. Por otro lado, en relación a la dedicación laboral vemos que el sector servicios e industrias superan con creces los porcentajes de la población total.

En función de las variables comportamentales, estos consumidores valoran de forma negativa el conjunto de opiniones favorables sobre los alimentos transgénicos. Por el contrario, las opiniones desfavorables están valoradas positivamente, lo que podría llevarnos a pensar que la “imagen” que poseen sobre los alimentos transgénicos no es muy positiva. Este segmento señala como razones más influyentes para no consumir este tipo de alimentos que se trata de alimentos no saludables y no naturales. Sin embargo, no incluyen la disponibilidad como motivo suficiente para no consumirlos. Ente las actitudes generales de compra, estos consumidores se caracterizan por ser los más tradicionales y los que más importancia conceden al precio. Por último, en cuanto a los estilos de vida, se trata de un segmento con elevada concienciación social.

El segundo segmento (65,8% de la muestra) está formado por los encuestados que sí consumirían alimentos transgénicos. En este segmento un 95,8%, ha oído hablar de los productos transgénicos, porcentaje ligeramente superior al de la población total. Las diferencias en la distribución por dedicación laboral son similares a las de la población total, destacando únicamente el sector de la agricultura que en este segmento resulta ligeramente superior. Es importante destacar que el estudio, que como ya hemos mencionado se realizó entre estudiantes y personas cercanas a ellos, puede estar influido por el hecho de que se trataba de estudiantes de Ingeniero Agrónomo cuyos conocimientos sobre agronomía son superiores a los de la población en general. Esto puede estar relacionado con el alto porcentaje de encuestados que se han mostrado dispuestos a consumirlos.

En función de las variables comportamentales, este segundo segmento valora de forma positiva las opiniones favorables de estos alimentos, y de forma negativa las opiniones desfavorables. Su principal motivo de no consumo es el problema de la disponibilidad, por lo que podríamos deducir que no los consumen por motivos ajenos a ellos. No es motivo de rechazo el que sean alimentos no saludables o no naturales. En cuanto a los estilos de vida, estos consumidores se caracterizan fundamentalmente por realizar comidas y viajes de trabajo.

Por último el tercer segmento corresponde a los consumidores que no saben si consumirían alimentos transgénicos, estando formado por el 13,7% de la muestra. A pesar de que están indecisos a consumir este tipo de productos, el 95% los conoce o ha oído hablar de ellos. Destaca en este segmento el grupo de encuestados pasivos en un porcentaje muy superior al de la población total.

En cuanto a las variables comportamentales, estos consumidores no justifican su indecisión hacia el consumo de alimentos transgénicos por el hecho de que no estén disponibles o no sean naturales. La única razón con la que se muestran más de acuerdo es el hecho de que no sean saludables. En sus actitudes generales de compra son los consumidores menos tradicionales y los que más tienen en cuenta el precio. Finalmente, en sus estilos de vida son consumidores que no realizan comidas y viajes de trabajo y tienen poca concienciación social.

Tabla 3. Segmentos de los encuestados según si consumirían o no alimentos transgénicos. Caracterización en función de variables descriptivas.

4. CONCLUSIONES

La situación actual de los cultivos transgénicos se caracteriza por un progresivo aumento en el número de países que adoptan estas variedades y por un aumento de la superficie cultivada. Las ventajas agronómicas, económicas y medioambientales están favoreciendo este crecimiento. Todo ello aumenta la buena disposición de los agricultores ante estos cultivos. Sin embargo, el consumidor se muestra reacio ante la introducción de las nuevas tecnologías que posibilitan la aparición de los productos transgénicos, sobre todo en materia de alimentación. La seguridad alimentaria que reclaman los consumidores se puede ver favorecida con las últimas obligaciones sobre el etiquetado y la trazabilidad de estos productos, aparecidas en los reglamentos citados en la introducción. Esta realidad provoca la necesidad de analizar la posible respuesta de la población ante la entrada en el mercado de estos nuevos productos.

El estudio exploratorio que se ha realizado nos ha permitido analizar el conocimiento que de estos nuevos productos tiene parte de la población. Los resultados indican que la población ha oído hablar de los productos transgénicos asociándolos principalmente a productos de origen vegetal. Estos encuestados muestran, a priori, una buena predisposición ante estos productos, ya que valoran positivamente los aspectos favorables de los mismos.

Muestra de la desinformación que existe sobre el tema es el gran porcentaje de encuestados que desconoce si han probado o no los alimentos transgénicos. A pesar de ello podemos afirmar que hay un gran número de individuos dispuestos a consumirlos y por tanto nos enfrentamos a una potencial población consumidora de estos alimentos. Del análisis de las razones de consumo, es importante señalar que lo que se busca en estos productos son características deseables también en el consumo de vegetales convencionales (mayor duración en perfectas condiciones y que sean producidos con el menor nivel de tratamientos químicos posible). Por el contrario, la principal razón por la que no se consumen es que no se dispone de información suficiente.

En este estudio se ha realizado una segmentación de los consumidores en función de su disposición ante el consumo de los alimentos transgénicos (los que sí consumirían, los que no consumirían y los que no saben si consumirían). Para la caracterización de los segmentos obtenidos se han utilizados variables descriptivas y funcionales, ya que las primeras no han sido especialmente importantes para diferenciar los segmentos. El objetivo último de esta segmentación ha sido proponer estrategias de marketing específicas para que, en caso de demostrarse científicamente las ventajas mencionadas sobre los alimentos transgénicos, se mejore la eficacia de su comercialización en el mercado.

Los individuos del primer segmento se caracterizan por asumir las opiniones desfavorables sobre los alimentos transgénicos, están preocupados por el medioambiente y el efecto que puedan tener sobre él. Curiosamente, y aunque en sus estilos de vida no muestran estar preocupados por su salud, sí les preocupa el efecto que pueda tener la biotecnología sobre ella. Además, consumir productos tradicionales sin importarles el precio. También se ha observado que hay una proporción de desconocimiento mayor que en la población. Las estrategias ante este grupo, podrían ir encaminadas a incrementar la información sobre la biotecnología y los alimentos transgénicos, destacando los efectos que la producción de éstos puede tener sobre el medioambiente, ya que es un importante motivo de preocupación.

En el segundo segmento encuadramos a individuos que aceptan o valoran positivamente la introducción de los alimentos transgénicos y por tanto están dispuestos a consumirlos. Su nivel de conocimiento sobre ellos es superior al de la población total y por tanto, las estrategias a seguir serían las de mantener informados a los consumidores sobre las nuevas normativas que afectan a la producción de estos alimentos (etiquetado, nuevas productos, evolución de superficies cultivadas, mejoras introducidas en los productos, etc).

Por último el tercer segmento se caracteriza por ser individuos indecisos ante el consumo de alimentos transgénicos. En este segmento es importante destacar que les preocupa que estos nuevos alimentos no sean saludables. A pesar de que este segmento ha oído hablar de los alimentos transgénicos (porcentaje de conocimiento superior al de la población), se debería aumentar la información que tienen para reducir el número de individuos indecisos. En esta información deberíamos hacer especial hincapié en los efectos de estos nuevos alimentos en la salud puesto que es lo que más les preocupa.

Finalmente podemos afirmar que la falta de información sobre estos productos es evidente y que los esfuerzos deben ir encaminados a establecer buenas líneas de comunicación que informen a la población de la realidad de estos alimentos.

5. BIBLIOGRAFÍA

Arribas, L. (1999). Sobre los transgénicos. Phytoma 112 (dossier especial): 9.
Barahona, E. (1999). Riesgos ambientales de los cultivos transgénicos. Phytoma 112 (dossier especial): 12-14.
FIAB 2004 (Federación Española de Industrias de la alimentación y bebidas). Guía de Aplicación de las Exigencias de Etiquetado y Trazabilidad de Alimentos y Piensos Modificados Genéticamente.
Grande, I.; Abascal, E. (2000). Fundamentos y técnicas de investigación comercial. ESIC Editorial, Madrid.
ISAAA (2003). www.isaaa.org (International Service for the Acquisition of Agri-biotech Applications).
James, C (2003). Global Status of Commercialized Transgenic Crops: 2003.
Kinnear, T.C.; Taylor, J.R. (1998). Investigación de mercados. Un enfoque aplicado. Ed. Mc Graw Hill.
Lamo de Espinosa, J. (2003). El estado de la cuestión. En: La Biotecnología vegetal en el futuro de la agricultura y la alimentación . Ed. Mundi Prensa. Madrid.
Moraleda, F. (2003). Los organismos modificados genéticamente en la agricultura. En: La Biotecnología vegetal en el futuro de la agricultura y la alimentación . Ed. Mundi Prensa. Madrid.
Muñoz, E. (2004). Opinión Pública y Biotecnología: un “puzzle” con muchas y variadas piezas. Sistema marzo nº 179-180: 3-13.

6. ANEXOS

- Matriz de componentes rotados del análisis factorial de las opiniones sobre los alimentos transgénicos

Items de la encuesta F1 Favorables F2 Desfavorables
Se conservan durante más tiempo 0.790 0.203
De origen vegetal, son más resistentes a las plagas y las enfermedades 0.773 0.023
De origen vegetal se cultiva con menos tratamientos químicos 0.537 -0.296
Aportan más elementos nutritivos 0.387 -0.196
Producen alergias -0.015 0.779
Tienen menos sabor, color y aroma que los no transgénicos 0.054 0.638
Son perjudiciales para la salud -0.242 0.563
Varianza explicada(%) 25.9 20.1

Método de extracción: Análisis de componentes principales.
Método de rotación: Normalización Varimax con Kaiser.
KMO: 0,58

- Matriz de componentes rotados del análisis factorial de los motivos de no consumo

Items de la encuesta F1
Disponibilidad
F2
No saludables
F3
No naturales
F4
Precio-información
No los encuentro en el lugar de compra 0,791 -0,103 0,048 0,080
En mi casa no se compran 0,721 0,077 0,231 -0,045
No tengo ninguna razón especial 0,676 0,147 -0,336 0,002
Me han dicho que no son buenos 0,055 0,864 0,031 0,195
Son nocivos para la salud -0,006 0,795 0,338 -0,117
Están contaminados 0,083 0,122 0,791 -0,146
No son naturales -0,012 0,234 0,708 0,298
No estoy suficientemente informado -0,091 0,136 -0,077 0,876
Son más caros 0,477 -0,129 0,302 0,631
Varianza explicada (%) 24,7 19,5 13,4 11,5

Método de extracción: Análisis de componentes principales.
Método de rotación: Normalización Varimax con Kaiser.
KMO: 0,59

- Matriz de componentes rotados del análisis factorial de las actitudes generales de compra

Items de la encuesta F1
Garantía/
Origen
F2
Dedicación
a compra
F3
Tradicional
F4
No precio
F5
Aspectos
externos
La garantía sobre el producto es importante para mí 0,773 0,152 0,173 0,006 0,187
Procuro consumir productos nacionales 0,709 0,094 0,233 0,034 -0,040
Dedico mucho tiempo a realizar la compra 0,127 0,782 0,120 -0,042 -0,005
Leo siempre las etiquetas de los productos 0,285 0,680 -0,052 -0,191 0,127
Procuro consumir productos con envases reciclables -0,151 0,576 0,348 0,483 0,241
Prefiero consumir productos artesanales 0,078 0,141 0,722 -0,004 0,009
Prefiero acudir a establecimientos especializados 0,230 0,017 0,667 0,012 -0,005
Comparo los precios de los productos 0,071 0,264 -0,079 -0,848 0,034
No me importa el precio si el producto es bueno 0,466 0,160 -0,260 0,616 -0,050
Me fijo en que el envase tenga un diseño atractivo 0,036 0,149 -0,102 0,016 0,783
En alimentación, un alto precio implica elevada calidad -0,023 -0,164 0,407 -0,003 0,597
Concedo mucha importancia a la marca de los productos 0,420 0,202 -0,061 -0,074 0,515
Varianza explicada (%) 22,1 11,9 10,6 9,3 8,6

Método de extracción: Análisis de componentes principales.
Método de rotación: Normalización Varimax con Kaiser.
KMO: 0,59

- Matriz de componentes rotados del análisis factorial de los estilos de vida

  F1 Salud F2 Cultural F3 Laboral F4
Concienciación social
Me preocupo por mi salud 0,853 0,259 -0,080 0,037
Me preocupo por mi alimentación 0,825 0,142 0,044 0,225
En mi alimentación, la fruta y la verdura son muy importantes 0,612 0,118 0,002 0,481
Hago deporte regularmente 0,539 -0,063 0,051 -0,291
Estoy interesada en los avances científicos 0,237 0,746 0,115 -0,128
Me preocupa el deterioro medioambiental 0,498 0,651 -0,074 0,006
Leo la prensa diariamente -0,392 0,638 -0,075 0,222
Tengo con frecuencia reuniones con amigos 0,226 0,517 0,356 -0,275
Tengo con frecuencia comidas de trabajo -0,120 0,030 0,893 0,038
Por mi trabajo, viajo con frecuencia 0,083 0,053 0,855 0,114
En la actualidad, colaboro activamente con una ONG 0,081 0,053 0,121 0,697
Pertenezco a una asociación preocupada por la naturaleza -0,007 -0,161 0,004 0,687
Varianza explicada (%) 25,8 14,6 13,0 9,8

Método de extracción: Análisis de componentes principales.
Método de rotación: Normalización Varimax con Kaiser.
KMO: 0,66

Martínez-Poveda, África 
Brugarolas Mollá-Bauzá, Margarita 
Martínez-Carrasco Martínez, Laura 
Del Campo Gomis, Francisco José

División de Economía, Sociología y Política Agraria 
Universidad Miguel Hernández 


Página anterior

Página 2 de 2
 



Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.