Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DEL TRITICALE

1. Morfología Y Taxonomía
2. Adaptación
3. Calidad
4. Enfermedades


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para herbáceos
 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de herbáceos


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de herbáceos

1. MORFOLOGÍA Y TAXONOMÍA

El triticale es un cereal nuevo y es el producto de un cruzamiento entre el trigo (género Triticum) y el centeno (género Secale). Su nombre se ha formado con la mitad del nombre de cada uno de los géneros de sus progenitores.




El triticale, creado por fitogenetistas, es el primer cereal hecho por el hombre. En muchos de los ambientes ecológicos menos favorecidos del mundo el triticale ofrece una doble esperanza: rendimiento, calidad nutritiva y otras características importantes iguales o superiores a las del trigo, buen desarrollo en suelos pobres y resistencia a las enfermedades típicas del centeno.

Es sabido que los cruzamientos entre géneros dan productos que son estériles debido al diferente número de cromosomas que tienen sus células reproductoras. Ser estériles quiere decir que son incapaces de autofecundarse y tener descendencia.

El desarrollo del triticale fértil, conducente a su mejora subsiguiente como cultivo alimenticio, sugiere que esta inquebrantable ley de la naturaleza por lo menos se puede modificar.

2. ADAPTACIÓN

El triticale ha demostrado que se adapta a suelos ácidos, de pH bajo, en varias regiones del mundo. Tales condiciones existen en Colombia, Etiopía, el norte de la India y Brasil. En otros países, también los triticales han mostrado un rendimiento superior al del trigo. Su mayor resistencia a Septoria tritici es una ventaja en regiones donde existe esta enfermedad; tal es el caso de Brasil, Argentina, Etiopía y la cuenca del Mediterraneo.

En Kenia y algunos otros lugares, el triticale ha superado al trigo en cuanto a rendimiento en condiciones de sequía.

En España se va generalizando su cultivo. En zonas ganaderas como es parte de la campiña de Cádiz, se aprovecha el forraje “a diente” en invierno, dado que tiene una capacidad grande de rebrote, superior a la de la cebada y avena, y al llegar el verano se recoge bastante cantidad de grano. A veces se dan hasta dos aprovechamientos en verde con el ganado en el invierno y al principio de la primavera y aún después rebrota y se obtiene alguna cosecha de grano.

La serie histórica de la superficie, rendimiento y producción del triticale en España desde 1989 (Anuario Estadístico, MAPA; 1997) es la siguiente:

AÑO

SUPERFICIE
Miles de ha

RENDIMIENTO
Qm/ha

PRODUCCIÓN
Miles de tm

1989

75.5

25.0

189.0

1990

41.0

25.9

106.0

1991

51.2

29.6

151.8

1992

50.6

24.5

124.1

1993

35.2

13.4

47.2

1994

35.3

15.6

50.7

1995

33.6

7.3

25.9

1996

33.2

25.3

84.0

1997

34.3

17.6

60.5

3. CALIDAD

En 1968, los análisis de triticale en el laboratorio de calidad de proteínas del CIMMT indicaron contenidos de proteína que variaron de 11,7% a 22,5% del peso total del grano, con un nivel promedio del 17,5%. En comparación, el contenido promedio de proteína de trigo es de sólo 12,9%.

El contenido de proteína mostrado en estas primeras pruebas hizo pensar en el triticale como un nuevo superalimento. Sin embargo, el alto contenido en proteína del triticale estaba ligado a su endospermo malformado e incompleto, que exageraba el contenido proteínico en el germen y el salvado. Conforme se aumentaba el tamaño y el llenado del grano, mediante la mejora genética y la selección, el incremento del almidón en el endospermo disminuye el porcentaje de proteína en el grano. A pesar de todo, el contenido es todavía superior al del trigo, superando algo la media de 13,5%, y aunque en 1968 el contenido era del 17%, al haber variado la producción de entonces a la de ahora entre 2.500 kg por ha y 8.000 kg por ha, la producción de proteínas por ha casi se ha triplicado.

Es sabido que la calidad biológica de cualquier proteína se refiere a su contenido en aminoácidos esenciales (componentes de la proteína que no pueden ser sintetizados por el organismo del hombre y que, por tanto, deben ser ingeridos en los alimentos).

En el triticale, como en otros cereales, el primer aminoácido limitante( o sea, el que más falta) es la lisina, de ahí que el porcentaje de lisina en la proteína del triticale constituya el indicador de su calidad proteínica.

En términos de contenido de lisina, el triticale es significativamente superior a los trigos, en los cuales el contenido promedio de lisina es del 3% de la proteína total. En los triticales el promedio anda por el 3,7% de lisina.

Hasta ahora no se considera de buenas características para producir pan. No obstante, se pueden hacer panes bastante satisfactorios de algunos triticales. Para galletas, varias líneas de triticales han resultado ser iguales o mejores que el trigo que se tomó como testigo.

4. ENFERMEDADES

Hasta la actualidad el triticale muestra en general una mayor resistencias a las enfermedades que el trigo, con un elevado nivel de resistencia a Septoria tritici, y buena resistencia a la roya del tallo y a la roya de la hoja. 


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.