Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DEL FILODENDRO
The philodendron growing

1.Generalidades.
2.Multiplicación.
3.Cultivo.
4.Plagas, Enfermedades Y Fisiopatías.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

 1.GENERALIDADES.

El género Philodendron pertenece a la familia de las aráceas y puede considerarse uno de los más sencillos de cultivar en interior, ya que engloba alrededor de 120 especies en general muy tolerantes a descuidos, muy adaptables y decorativas.
Existe un gran número de variedades en cultivo y son muchos los híbridos que se han comercializado en la actualidad.
Su nombre procede de las palabras griegas phileo, amar, y dendron, árbol, y en su mayoría son originarios de América Central.
Pueden dividirse en dos grandes grupos: los filodendros arbustivos y los trepadores.

Filodendros arbustivos

Philodendron bipinnatifidum, de escasa altura, es una planta originaria del Brasil. El nombre de “bipinnatifidum” deriva de la palabra latina que significa pluma y se refiere al modo en que las hojas están hundidas en los bordes. Dichas hojas son de gran tamaño y pueden llegar a medir hasta 60 cm de longitud y 40 cm de anchura, aunque normalmente las medidas suelen ser la mitad de las dadas.




Philodendron callinofolium
es mucho más compacto y presenta hojas delgadas de color verde brillante y tallos que parecen estar hinchados.

Philodendron “Black Prince” es una nueva variedad muy atractiva, compacta y de hojas muy oscuras que contrastan bien con las de especies más verdes.

Philodendron wendlandii es una especie menos común que presenta hojas sencillas y lanceoladas que llegan a medir 35 cm y crecen casi en círculo desde el centro de la planta.

Filodendros trepadores

Estos filodendros son mucho más populares y numerosos que los arbustivos y están estrechamente relacionados con las monsteras que se desarrollan en los bosques tropicales de América.
Tienen más posibilidades de florecer en interior que los arbustivos y cuando lo hacen producen las típicas flores con espata y espádice, parecidas a las del aro.
Presentan raíces aéreas en los tallos y para poder cultivarlas adecuadamente es necesaria la utilización de soportes.

El más conocido es P. scandens, de hojas acorazonadas, más bien pequeñas, y de crecimiento vigoroso. También se cultiva como rastrero en tiestos colgantes.
Le siguen en popularidad diversos híbridos, entre los que destacan: P. erubescens, P. “Esmerald Queen”, P. “Red Esmerald”, P. Tuxla y la más moderna, P. “Esmerald Prince”. Sus hojas de mayor tamaño que las de P. Scandens, de color verde intenso en unos caso y pardo-rojizas en otros. Por lo general son plantas de rápido crecimiento, de uso muy extendido en decoración de edificios públicos. P. Pertusum es muy similar a Monstera deliciosa, pero de menor tamaño.
Otros filodendros aptos para interior son: P. Melanochrysum, parecido a P. Scandens, pero con hojas aterciopeladas y negro-verdosas, P. Ilsemanii, de crecimiento lento y hojas parecidas a las de P. Erubescens, aunque algo variegadas, P. Elegans, de desarrollo lento y hojas muy dividas, etc.

Desarrollo: en los filodendros arbustivos el desarrollo es bastante rápido durante la primavera y el verano, y llegan a doblar el número de hojas en un año. Cuando el crecimiento es normal, llegan a alcanzar 1 m de altura y las variedades de hoja grande llegan a tener 1 m de ancho. En los de porte trepador los tallos llegan a crecer de 60 cm a 1m al año.
Longevidad: la vida media de un filodendro es de 4-5 años, aunque la planta a veces se vuelve desaliñada e incontrolable y en el caso de los de porte trepador, se vuelven demasiado grandes para algunas habitaciones.
Época de floración: en los filodendros arbustivos las flores son poco atractivas y suelen aparecer sólo en ejemplares muy maduros o muy viejos.
Los filodendros trepadores no suelen florecer en el interior, aunque las épocas más probables son la primavera y el verano.

2. MULTIPLICACION.

La propagación se lleva a cabo en verano y generalmente se emplean esquejes apicales de tallo que se colocan directamente en la maceta definitiva. Debe mantenerse una temperatura aproximada de 25 ºC y nebulización para que el enraizamiento se produzca a las 4-6 semanas. También pueden utilizarse esquejes de nudo, con o sin hoja, con el inconveniente de que su crecimiento es más lento y la ventaja de la comodidad y el ahorro de espacio. 
No obstante, estas técnicas están siendo desplazadas por la propagación "in vitro", que también permite obtener plantas compactas y de buen tamaño.
La reproducción por semillas para la obtención de plantas madre sólo puede llevarse a cabo en climas tropicales, donde el coste de mantenimiento es bajo. La polinización tiene que ser manual, debido a la corta vida fértil de las flores y los frutos emplean entre 8 y 10 meses en madurar.

3. CULTIVO.

Temperatura y humedad relativa: dado su origen tropical se desarrolla mejor con temperaturas y humedades relativas elevadas, pudiendo soportar hasta los 40 ºC si la humedad relativa se sitúa por encima del 90 %. 

Luz: las necesidades de luz dependen de la variedad y estado de desarrollo, pudiendo variar desde los 15.000 hasta los 50.000 lux.

Sustrato: puede cultivarse en cualquier tipo de sustrato estándar: turba, tierra vegetal y arena, turba y arena, turba y cortezas, etc.

Riego: es conveniente regar con regularidad desde la parte superior de la maceta, dos veces por semana durante la época de crecimiento y una vez o menos durante el invierno.

Fertilización: emplear semanalmente un abono completo en riego a razón de 150-200 ppm ,con un equilibrio 3:1:2. Para plantas sensibles a la salinidad se reduce la concentración a 75-100 ppm y se aportará un quelato de calcio al menos una vez al mes.

4. PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS.

Ataques de cochinillas, ácaros y trips que se combaten con los productos usuales.
Ataques de pulgones en primavera y otoño, que pueden causar la pérdida de valor comercial de las hojas debido a las picaduras que producen en las hojas aún sin desplegar.

Manchas foliares, causadas por los siguientes hongos: Phytophthora, que origina lesiones irregulares de color pardo, Dactylaria, que produce pequeñas manchas y Cercospora, que da lugar a la aparición de pequeñas lesiones amarillas.

Podredumbres de raíz, causadas por los hongos: Pythium, Rhizoctonia, Botrytis y Sclerotium.

Bacteriosis: Erwinia, que produce manchas concéntricas en las hojas y puede acabar con las plantas; Pseudomonas, que produce punteaduras circulares en las hojas; Xanthomonas, que da lugar a la aparición de bordes rojos. Se recomienda el control preventivo y el tratamiento con productos organocúpicos y antibióticos.

Aparición de hojas abatidas, con el resto de la planta sana. Déficit hídrico. Regar abundantemente y dejar escurrir.
Amarilleamiento de las hojas y caída de las hojas. Exceso de riego. Dejar un tiempo sin regar y posteriormente reducir la frecuencia de los riegos. Una fuerte caída de las hojas también puede deberse a una temperatura demasiado elevada.
Detención del crecimiento y follaje con aspecto lacio. Temperatura excesivamente baja. Debe trasladarse la planta a una posición más templada.

Aparición de hojas con escaso colorido y cese de la brotación en primavera. El sustrato está agotado. Es conveniente el trasplante y el abonar con regularidad.
Aparición de anillos negros o marrones en el limbo y en el borde foliar. Quemaduras. Evitar el contacto de las hojas con el vidrio de las ventanas, la exposición de hojas mojadas al sol. También puede ser provocado por una humedad relativa excesivamente baja.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.