infoagro logo
» Portada » Documentos

El cultivo del narciso

icono foto el cultivo del narciso
Este género comprende más de 40 especies originarias de la cuenca mediterránea, y también otras procedentes de Asia Central y China. Son plantas herbáceas perennes, provistas de bulbos.

1. Taxonomía y origen
2. Morfología
2.1. Clasificación
3. Requerimientos edafoclimáticos
4. Propagación
5. Técnicas de cultivo
6. Plagas y enfermedades
6.1. Plagas
6.2. Enfermedades

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN

Familia Amarylliadaceae
Género Narcissus
Especie N. tazetta
N. cuatrecasasii
N. dubius
N. elegans
Nombre común Narciso

El género Narcissus comprende más de 40 especies originarias de la cuenca mediterránea, y también otras procedentes de Asia Central y China.
Narcissus elegans. Fotografía: Ángel Hernansaez
foto narcissus elegans  fotografia  angel hernansaez
[ampliar imagen]

2. MORFOLOGÍA

Plantas herbáceas perennes, provistas de bulbos.

- Bulbo: Presentan bulbos tunicados.

- Hoja: Hojas lineales que pueden ser planas o acanaladas. Generalmente se encuentran envainadas en la base de la planta. No presentan pedúnculo.

- Escapo floral: Escapo erecto, desprovisto de hojas y fistulosos en el extremo superior.

- Flor: Inflorescencia en umbela, aunque a veces se reduce a una sola flor. Presentan una espata formada por una sola bráctea que rodea a la inflorescencia. Las flores presentan simetría radial. El perianto es tubular de longitud variable y está formado por seis tépalos. La corona normalmente se encuentra bien desarrollada. Los estambres están insertos en el tubo del periantio o en la base de la corona.
Narcissus tazetta. Fotografía: Audrey
foto narcissus tazetta  fotografia  audrey
[ampliar imagen]

2.1. Clasificación

Según la Royal Horticultural Society, se distinguen 11 grupos de narcisos:

Grupo Nombre Características
1 Narciso trompeta Presentan una flor de larga corona por escapo. Se incluyen variedades como: ` King Alfred´; `Golden Harvest´; `Trousseau´.
2 Narcisos de copa grande Flor solitaria cuya corona mide más de un tercio de la longitud del tépalo. Se incluyen variedades como: `Duke of Windsor´; `Flower Record´.
3 Narcisos de copa pequeña Flor solitaria de corona menor de un tercio de la longitud del tépalo. Se incluyen variedades como: `Birma´; `Barrett Browinig´; `Chinese White´.
4 Narcisos de flores dobles Flores dobles (mayor número de tépalos). Pueden presentar una o más flores por escapo. Se incluyen variedades como: `Golden Ducat´; `Irene Copeland´.
5 Narcisos triandrus Derivados de N. triandrus. Presentan de 2 a 6 flores de copa pequeña, cuyos tépalos pueden estar inclinados hacia atrás. Se incluyen variedades como: `Liberty Bells´; `Thalia´.
6 Narcisos cyclamineus Derivados de N. cyclamineus. Flor solitaria de tépalos retroflexos y corona larga y estrecha. Se incluyen variedades como: `February Gold´; `February silver´; `Jack Snipe´.
7 Narcisos jonquilles Derivados de N. jonquilla. Presentan de 1 a 5 flores pequeñas y aromáticas de tépalos planos. Se incluyen variedades como: `Suzy´; `Sweetness´.
8 Narcisos tazetta Derivados de N. tazetta. Pueden presentar hasta 20 flores pequeñas por escapo si son de corona pequeña, y de 3 a 4 flores si son de corona larga. Se incluyen variedades como: `Cragford´; `Geranium´.
9 Narcisos poeticus Derivados de N. poeticus. Flores solitarias, muy perfumadas, con tépalos blancos y planos y con corona pequeña, abierta, anaranjada y, normalmente, con borde rojo. Se incluyen variedades como: `Actaea´; `Cantabile´; `Sarchedon´.
10 Variedades naturales e híbridos espontáneos Se incluyen aquellas especies que crecen de forma silvestre de: N. bulbocodium; N. cyclamineus; N. poeticus; N. pseudonarcissus; N. tazatta; N. triandrus.
11 Varios Se incluyen híbridos y variedades no pertenecientes a los demás grupos, tales como: `Gold collar´; `Golden Orchid´.

3. REQUIRIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

- Temperatura: El narciso requiere temperaturas suaves, aunque toleran temperaturas bajas siempre y cuando no sean muy extremas.

- Luz:
Requiere lugares de semisombra, ya que la exposición directa de la radiación solar durante largos periodos de tiempo puede dañar la flor.

- Sustrato:
El sustrato deber ser suelto, húmedo, rico en materia orgánica y con buena capacidad de drenaje.

- Riego:
El narciso es una planta muy sensible al encharcamiento, por lo que requiere riegos frecuentes pero poco abundantes para mantener el suelo constantemente húmedo. Un exceso de agua puede provocar la pudrición de los bulbos.

4. PROPAGACIÓN

La propagación del narciso se puede llevar a cabo mediante división de bulbos. Esta técnica consiste en la separación de bulbillos (pequeños bulbos que se desarrollan en la base de los bulbos). Para ello, una vez recolectada la flor, se dejan marchitar las hojas durante un periodo de tiempo para que engruese el bulbo y alcance un tamaño comercial. Posteriormente, los bulbos madres se separan y los bulbillos se vuelven a sembrar. Este proceso se debe hacer año tras años hasta obtener bulbos de calibre comercial. Finalmente, se clasifican por tamaño y se almacenan en lugar fresco, seco y oscuro.

5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Plantación: La mejor época de plantación es otoño, ya que plantando en esta época, la floración será a principio de primavera.

Antes de llevar a cabo la plantación se debe preparar el suelo. El suelo ha de estar bien mullido para favorecer la correcta formación de raíces. También es recomendable la aplicación de materia orgánica vegetal muy descompuesta para evitar la incidencia de enfermedades.

Durante la colocación de bulbos, el suelo debe estar húmedo. Éstos se deben sembrar a una profundidad de 18-20cm aproximadamente y estar separados unos 20cm de distancia entre sí. También han de estar colocados con la yema hacia arriba. Por último, se riega abundantemente.

- Fertilización: El narciso no requiere de abundante fertilización. No obstante, conviene aplicar un abono completo después de la recolección, con el objetivo de reemplazar los nutrientes agotados.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

6.1. Plagas

- Nematodos (Ditylenchus dipsaci): Se trata de un nematodo que afecta a bulbos y a brotes tiernos. La temperatura óptima para su desarrollo es de 15-20ºC, siendo menor su actividad a temperaturas inferiores a los 10ºC o superiores a los 22ºC. Este nematodo sobrevive en el suelo y en malas hierbas.

La infestación comienza en la base del bulbo y se extiende hasta la zona aérea. Los síntomas se manifiestan con la necrosis del tallo, aparición de abultamientos y disminución del crecimiento. Además, las plantas muestran manchas cloróticas y falta de vigor. Se origina también, una disminución del sistema radicular junto a un mal desarrollo de los bulbos.

Para su control, se deben realizar una serie de medidas preventivas como: desinfección de bulbos (mediante agua caliente durante tres horas y media a 43,5ºC de 15-20 días después de la recolección o pasteurización con vapor que es el tratamiento más seguro y efectivo), eliminación de plantas afectadas, eliminación de malas hierbas que puedan actuar como reservorio, etc.

- Mosca del narciso (Merodon ecuestris): Se trata de una plaga que aparece al principio del verano. Las larvas penetran en el interior de los bulbos provocando daños al alimentarse de éstos. Los bulbos afectados dan lugar a brotes deformados, las hojas amarillean y finalmente, la planta se debilita.

Para el control de esta plaga, se debe sumergir el bulbo durante 3-4 horas en agua a una temperatura comprendida entre 40-50ºC, eliminar los restos de cosecha y malas hierbas, etc.

- Mosquito de los bulbos (Eumerus sp.): Se trata de un díptero cuya larva penetra en los bulbos de estas plantas, alimentándose de ellos. También provocan daños en las raíces.

Para su control se recomienda la desinfección de bulbos, eliminación de restos de cosecha y malas hierbas; etc. El control biológico de esta plaga se puede llevar a cabo mediante la utilización de hongos como Beauveria bassiana o Entomopthora muscae.

- Pulgón: Afecta tanto a las plantas en estado de vegetación como a los bulbos durante su conservación. Normalmente se alimentan de brotes tiernos, causando deformaciones en éstos. Esta plaga también puede transmitir virus, siendo éste el daño más importante.

El control preventivo para esta plaga debe ser importante, dado a la capacidad para transmitir virus que anteriormente se comentaba. En condiciones de invernadero se deben tener en cuenta las siguientes medidas:
- Utilización de mallas antipulgones.
- Monitoreo constante de esta plaga.
- Eliminación de malas hierbas, tanto dentro como fuera del invernadero, ya que éstas son grandes reservorios de pulgones.
- Eliminación de plantas sintomáticas.

El control biológico para pulgones se realiza con la suelta de depredadores como Coccinella septempunctata y Chrysopa o parásitos como Aphelimus mali. Por otro lado, el control químico se ha de llevar a cabo con productos autorizados que sean compatibles con la fauna auxiliar, antes de que la planta sufra daños importantes.

- Tarsonemus laticeps: Se trata de ácaros que habitan en las túnicas del bulbo. Esta plaga afecta a las hojas basales, pero posteriormente va invadiendo el resto de la planta provocando la clorosis de la misma.

- Galeruca de los narcisos (Exosoma lusitania): Las larvas de E. lusitania producen daños en el bulbo al alimentarse de ellos, originando galerías y podredumbres, mientras que los adultos se alimentan de la parte aérea del narciso.

Para su control, se deben efectuar tratamientos con algún insecticida autorizado.

6.2. Enfermedades

- Podredumbre del cuello (Fusarium sp.): Este hongo afecta tanto a las raíces como a la base del tallo del narciso, provocando una podredumbre seca de una tonalidad rojizo-parda. Como consecuencia, los síntomas aéreos suelen ser clorosis de hojas, disminución del desarrollo de los botones florales y marchitez de la planta.

Para evitar la incidencia de enfermedades se recomienda: rotación de cultivos durante cinco años, secado rápido de cormos, encalado de suelos y tratamientos preventivos con productos químicos autorizados.

- Penicillium sp.: Se trata de un hongo que aparece principalmente durante el almacenaje, pues prolifera con temperaturas inferiores a los 17ºC y humedades relativas elevadas. Los síntomas se manifiestan con la aparición de manchas necróticas en las escamas de los bulbos. Por debajo de esta zona, adquiere una tonalidad parda que deriva un color blancuzco de textura esponjosa. Los bulbos afectados dan lugar a brotes cortos.

Para evitar la incidencia de este hongo, debe mantenerse durante el almacenaje, una temperatura y ventilación adecuada, así como una humedad relativa por debajo del 70%.

- Botrytis cinerea: Se trata de un hongo que necesita tejidos heridos o senescentes para afectar a la planta, así como humedad ambiental y temperatura elevada. Provoca la aparición de micelio gris sobre hojas, tallos y flores.

El control de este hongo es muy importante debido a su capacidad para sobrevivir como saprófito. Se debe evitar el exceso de humedad, ya sea disminuyendo la dosis y frecuencia de riego, espaciando las plantas o ventilando. También es conveniente retirar tejidos enfermos, cortándolos a ras de tallo y utilizando herramientas desinfectadas. Si el ataque es severo, se recurrirá al control químico. Se recomienda hacer un uso alterno de los diferentes grupos sistémicos de productos autorizados

- Roya (Puccinia sp.): Aparece con temperaturas entre 15 y 21ºC. Los primeros síntomas son puntos amarillos en el haz de la hoja. Posteriormente, el centro del punto se vuelve color pardo. En el envés aparecen pústulas cerosas de color amarillo que posteriormente se vuelven rosas y finalmente blancas.

Para el control de esta enfermedad, se deben eliminar las plantas infectadas, evitar el mojado del follaje, favorecer la ventilación y evitar el exceso de nitrógeno. Si el ataque es severo, se recomienda la realización de tratamientos con fungicidas autorizados.

- Septoriosis (Septoria sp.): Los síntomas se manifiestan con manchas amarillo-pardas en las hojas, las cuales se cubren de moho blanco. Posteriormente terminan por marchitarse.

Para su control se debe llevar a cabo la desinfección de los bulbos, eliminar plantas sintomáticas, etc.

- Heterosporiosis (Heterosporium sp.): Se trata de un hongo que afecta a hojas, tallos y flores. Los síntomas se manifiestan con la aparición de manchas pardas con aspecto redondeado, las cuales están delimitadas por un borde rojizo. En el centro de estas manchas (manchas más protuberantes) se manifiestan las esporas.

El control que se recomienda para esta enfermedad es similar al llevado a cabo para la Septoriosis.

Fuente: Redacción Infoagro




Información en tu Email
Recibe los artículos técnicos y novedades agrícolas
 
BUSCADOR
Artículos de Agricultura


Sectores




Publicidad





Cursos On Line agricultura
Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line




Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Privacidad Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro

© Copyright Infoagro Systems, S.L.