espacioBANNERTOP2
 
Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

Estrategias de reducción de costes en la agricultura gallega: 
una vía para avanzar en el desarrollo rural. (2ª parte)

1. Introducción
2. Maximización Del Uso De Recursos Internos: Una Estrategia De Reducción De Costes Monetarios
3. Estudio De Caso
4. Referencias Bibliográficas

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores e Instrumental


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales

3. ESTUDIO DE CASO

La producción hortícola de invernaderos en el ayuntamiento de O Rosal (Pontevedra): diferentes estrategias productivas de reducción de costes

El estudio de caso que aquí presentamos, tiene como objetivo medir el impacto social y económico en términos de VA y empleo generados por la actividad hortícola de invernadero de 28 explotaciones situadas en la Comarca Baixo Miño en el municipio de O Rosal, en el suroeste gallego, distinguiendo al mismo tiempo diferentes comportamientos productivos que pongan de manifiesto la posible existencia de estrategias de reducción de costes.

La valoración del impacto socio-económico está hecha a partir de la elaboración de datos cedidos por la cooperativa.

Supuestos para el análisis del impacto socio-económico

Nuestro análisis comienza con el estudio de datos primarios obtenidos a partir de entrevistas semiestructuradas a los agricultores y de datos suministrados por la cooperativa. Basándonos en esta información partimos de una serie de supuestos que justifican el resto del análisis:

Impacto socio-económico de la actividad hortícola del invernadero

El análisis del impacto socio-económico de la actividad está hecho en términos relativos, comparando los diferentes resultados en cuanto a costes e ingresos monetarios de las explotaciones. Utilizamos el PT en un intento de aproximarnos al concepto de Valor Añadido (VA) generado por la actividad. El empleo se obtendrá a partir de dos hipótesis debido a la falta de datos primarios. La primera hipótesis será considerar un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 932.820 ptas - SMI del año 1998-; la segunda será considerar un salario mayor - 1.800.000 ptas- más próximo al salario medio español. En el primer caso estamos dando prioridad al carácter secundario que en muchos casos tiene la actividad agraria, siendo realizada sobre todo por mujeres sin otra oportunidad de empleo y de jubilados, lo que justifica su continuidad a pesar de los bajos rendimientos obtenidos en la explotación. En el segundo caso, damos prioridad al hecho de que el rendimiento obtenido esté por encima del SMI para que el agricultor no vea disminuida su calidad de vida en comparación con otras ocupaciones y en un intento de equiparar su profesión con otras extra-agrarias.

Las explotaciones de invernadero han sido agrupadas en base a dos criterios que permitirán distinguir tres tipos diferentes de comportamientos productivos y de manejo más o menos alejados de una estrategia de reducción de costes.

En primer lugar, empleamos un indicador que relaciona los Costes Monetarios (CM) con el PT (CM/PT). El ratio nos permite conocer cuantas unidades monetarias de gasto en insumos externos, se necesitan para obtener una unidad monetaria de ingreso y nos ofrece en este sentido un baremo de eficiencia técnica para comparar explotaciones.

Nuestra hipótesis es que cuanto más bajo sea el ratio CM/PT más cerca estará la explotación de seguir una estrategia de reducción de costes monetarios a través de un comportamiento MURI. La minimización de este ratio es posible a partir de diferentes comportamientos del PT y de los CM. La más eficiente desde el punto de vista económico sería el incremento del PT; desde el punto de vista ambiental y ecológico una reducción de los costes monetarios a través de un mayor uso de recursos internos y localmente disponibles sería más positiva y será ésta la que nosotros asociemos con una estrategia MURI. Teniendo en cuenta que el PT se obtiene a partir de la diferencia entre los ingresos y los costes monetarios, una reducción de estos incrementaría también este producto. El incremento de los ingresos monetarios podría ser otra vía para disminuir el indicador. Sin embargo, los ingresos son difíciles de aumentar puesto que dependen vías (incrementos de la cantidad producida y/o de su precio) que por diferentes razones no controla el agricultor: por una parte, no es posible en la mayoría de las UP producir más, al no poder crecer la explotación por la falta de tierras en circulación; por otro lado, podría incrementarse el precio del producto obtenido pero este factor tampoco es controlado por el agricultor ni por la cooperativa de la cual forma parte, sino por el mercado.

El segundo indicador que vamos a utilizar es el que nos muestra la relación entre el PT obtenido por unidad de superficie (PT/S). Su valor es importante para el agricultor al recoger la remuneración del trabajo familiar y la parte del presupuesto familiar adelantado para pagar los recursos permanentes.

Clasificación de las explotaciones

El punto de partida para la clasificación de las explotaciones serán por tanto los valores alcanzados por los dos ratios. La figura que se muestra a continuación ofrece la situación de las explotaciones con respecto a los dos indicadores manejados.

Así pues, si partimos de PT/S similares, un CM/PT más bajo significa que esta explotación está maximizando el uso de recursos internos no monetarios en relación a otras que gastan más por unidad de ingreso. Dado que nuestra hipótesis es que la minimización de los CM/PT indica una estrategia de reducción de costes compatible con un comportamiento MURI, es posible distinguir tres intervalos para este ratio que permiten diferenciar tres grupos de explotaciones con actuaciones diferentes en lo que a gasto se refiere. Por otro parte, la muestra de explotaciones se distribuye en dos grandes grupos con relación al PT/S: explotaciones que obtienen 950 ptas/m2 o más, y explotaciones que obtienen menos de 950 ptas/m2. La clasificación que obtenemos es la siguiente:

1. Explotaciones con un PT/S > 950 ptas por m2 con tres tipos de comportamientos productivos diferentes en cuanto a CM/P:

1.a. CM/PT < 0.15 o explotaciones que siguen una estrategia MURI.
1.b. 0.15<CM/PT<0.25 o explotaciones con una estratexia que podemos designar como de Uso Medio de Insumos o Recursos Externos (MURE).
1.c. CM/PT >0.25 o explotaciones que siguen una estrategia con un Alto Uso de Recursos Externos (AURE).

2. Explotaciones con un PT/S < 950 ptas por m2 de nuevo con tres comportamientos en cuanto o CM/P diferentes:

2.a. CM/PT < 0.15 (MURI)
2.b. 0.15< CM/PT<0.25 (MURE)
2.c. CM/PT>0.25 (AURE)

El valor del ratio CM/PT varía entre 0,15 y 0,30 poniendo de manifiesto las diferentes estrategias productivas y demostrando que hay explotaciones que están gastando menos por unidad de producto que otras, y que por lo tanto están gastando más eficientemente.

Se puede apreciar así mismo como hay explotaciones que para un mismo CM/PT obtienen un PT/S más alto que otras. Estás son las más interesantes desde el punto de vista del productor, pero no lo son desde una perspectiva agroecológica, ya que para una misma remuneración del trabajo, hay explotaciones que mantienen una estructura de costes con una importante presencia de insumos externos. Son en definitiva explotaciones más artificializadas. Por el contrario aquellas unidades productivas con un CM/PT más bajo están usando menos inputs externos y más internos. Estas son las que en términos comparativos están reproduciendo los parámetros de una estrategia MURI y por tanto encajan en el proceso de reestructuración de recursos de la agricultura.

El siguiente cuadro, refleja la estructura de costes de cada grupo de explotaciones y permite observar las diferencias de cada estrategia por partida de gasto.

Cuadro 3. Media do costes por cada 100 pesetas de ingreso según la estrategia de costes. Año 1998.

CM/P

MURI

MURE

AURE

1. Recursos Semipermanentes

1.36

5.18

6.65

2. Recursos Operacionales

7.93

14.29

23.07

2.1. Pesticidas

3.66

4.16

8.08

2.2. Abonos Químicos

1.4

2.64

3.36

2.3. Abonos Naturales

0.65

1.01

2.34

2.4. Turba y Substratos

0.14

1.34

1.69

2.5. Semilla

1.83

3.97

6.57

2.6. Otros Gastos Corrientes

0.26

1.17

1.03

Total

17,23

33,76

52,79

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la Cooperativa

Como se puede apreciar las explotaciones MURI gastan comparativamente menos que las explotaciones MURE y AURE por cada 100 ptas que ingresan. Las diferencias de gasto en los recursos semipermantentes revelan en realidad un mayor reutilización y extensión de la vida útil de los mismos, ya que estamos refiriéndonos en este caso a los plásticos que cubren los invernaderos y las cosechas. Dentro de los recursos operacionales se distinguen comportamientos diferentes en cuanto a los insumos externos muy significativos, pues el menor gasto en abonos químicos y naturales comprados indica un mayor uso de abonos propios, disponibles dentro de la explotación; así mismo el menor gasto en semillas revela una mayor utilización de la simiente propia. En cuanto a los gastos corrientes que recogen la compra de diferentes utensilios de uso cotidiano: tijeras, bolsa, cordel, mantas térmicas, etc las MURI gastan cuatro veces menos que el resto de las explotaciones lo que indica también que se alarga la vida útil de estos recursos.

Lo deseable por lo tanto es que las explotaciones que hemos designado como AURE y MURE reduzcan su ratio de CM/PT para acercarse a una estrategia de reducción de costes y comportamientos similares a las explotaciones MURI, lo que permitiría, finalmente, incrementar la renta y el empleo dentro del ámbito rural tal y como se muestra en el siguiente epígrafe.

Cálculo del impacto socio-económico de las diferentes estrategias de coste en el ámbito de la cooperativa

En el cuadro 4 se recogen los resultados de VA en términos de PT, costes e ingresos monetarios para cada estrategia de costes, teniendo en cuenta los diferentes PT que se pueden obtener por m2. En el cuadro 5 se muestran los valores del empleo generado.

Cuadro 4. Impacto en términos de VA según la estrategia de costes, añoo 1998

 

PT/S > 950 Ptas/m2

PT/S < 950 Ptas/m2

 
 

MURI

MURE

AURE

MURI

MURE

AURE

Total

Ingresos Monetarios

7.957.743

12.794.418

1.064.038

2.899.775

12.221.717

6.937.963

43.875.822

Costes Monetarios

84.242

2.458.519

350.076

258.730

2.270.337

1.921.425

8.103.329

PT

7.113.501

10.335.898

713.962

2.641.211

9.951.214

5.016.704

35.772.490

PT/S (ha)

13.316.038

10.871.828

10.984.304

6.427.824

6.846.451

5.868.101

54.314.546

CM/P

0,106

0,192

0,329

0,089

0,186

0,277

 

Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos da cooperativa

Cuadro 5. Impacto en términos de Empleo generado según la estrategia de costes, año 1998

 

MURI

MURE

AURE

Total

Empleo según SMI

10,45

21,75

6,14

38,34

Empleo según Salario Medio

5,42

11,27

3,18

19,87

Fuente: Elaboración propia

Como se puede apreciar las explotaciones con una estrategia de reducción de costes monetarios a través de la MURI representaban el 27% de la muestra en términos de VA y empleo generados.

Lo interesante no obstante es observar que ocurre cuando las explotaciones con estrategias MURE y AURE reducen sus CM al nivel de las MURI aumentando así su eficiencia. En este sentido el siguiente cuadro muestra el impacto potencial que en términos relativos tendría una actuación de este tipo.

Cuadro 6. Impacto potencial de seguir una estrategia de reducción de costes en términos de VA y Empleo

Impacto Potencial

%DPT

%D Empleo
según SMI

%D Empleo
según salario
medio

MURE

6.4

6

AURE

4.3

4,2

4,4

TOTAL

10.7

10,8

9,4

Como se observa en el cuadro, el VA generado total se incrementarían casi un 6,4% en el caso de las MURE y un 4,3% en el caso de las AURE. El incremento total respecto a la situación anterior en que solo teníamos un grupo de explotaciones con una estrategia de reducción de costes monetarios sería del 4%.En cuanto al empleo, éste se incrementaría casi un 11% en el caso de considerar un SMI y un 9,4% en el caso de considerar un salario medio. El incremento total con respecto a la situación anterior (cuadro 5) sería de un 4,2% y de un 3,87% en función del SMI y del salario medio respectivamente.

Se puede concluir, por lo tanto, que la estrategia de reducción de costes monetarios que potencia la maximización del uso de recursos internos es capaz de generar una mayor renta y empleo en el ámbito de la cooperativa. Este resultado abre al mismo tiempo la posibilidad replicar esta estrategia a niveles superiores: el de la horticultura o el de la agricultura gallega en general. La estrategia permite como hemos dicho generar mayor renta y empleo y esto a su vez permitiría fijar población rural. Además tendría efectos positivos en términos ambientales porque el reducir el uso de insumos externos, se reducen los efectos nocivos que sobre el suelo y otros recursos naturales tiene el uso de productos químicos, externos a la UP. Para no ver reducida la productividad, al reducir el uso de estos productos, se potenciaría la utilización de técnicas de cultivo más beneficiosas para el medio ambiente, primando la interacción entre cultivos, plantas y animales.

4. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Altieri, M. e Yurjevic, A. (1991): "La agroecología y el desarrollo rural sostenible en América Latina". Agroecología y Desarrollo.
Altieri, M. (1987): Agroecology: the scientific basis of alternative agriculture. Westview Press, Boulder.
Bridger, J. e Luloff, A.E. (1999): "Toward and interactional approach to sustainable community development". Journal of Rural Studies nº 15, páxinas 377-387.
Buttel, F.; Gillespie, G.; Janke, R.; Caldwel, B.; Sarrantonio, M. (1987): "Reduced-input agricultural systems: rationale and prospects". American Journal of Alternative Agriculture, Vol I, nº 2.
Camarero, L. (1999): "La transición rural en la Galicia Postindustrial ", en VVAA (1999): Actores sociais e factores de cambio no medio rural - Congreso. Universidade de Vigo.
Comisión Europea (2000): Documento sobre Desarrollo Rural, en red: http://europa.eu.int/comm/dg06/rur/index_es.htm 
Colino, J; Noguera, P; Rodríguez, P (1999): La agricultura gallega en la Unión Europea. Balance del primer decenio. Fundación Caixa Galicia.
Conway, G. R. (1986): Agroecosystem analysis for research and development. Winrock International, Bangkok.
Chayanov, A. (1974): La organización de la unidad económica campesina. Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires.
Daly, H (1992): "De la economía del mundo vacío a la economía del mundo lleno", en VVAA (1997): Medio Ambiente y desarrollo sostenible. Más allá del informe Brundtland. Editorial Trotta.
Edwards, C. (1987): The concept of integrated systems in lower input / sustainable agriculture, in American Journal of Alternative Agriculture, Vol II, n 4.
Etxezarreta, M. et al. (1995) : La agricultura familiar, ante las nuevas políticas agrarias comunitarias. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Francis, C.; King, J. (1988): "Cropping Systems based on farm-derived, renewable resources". Agricultural Systems, nº 27.
Francis, C.; Harwood, R.; Parr, J. (1987): "The potential for regenerative in the developing world". American Journal of Alternative Agriculture, Vol I, n 2.
Guzmán, G; González de Molina, M; Sevilla, E (1999): Introducción a la agroecología como Desarrollo Rural Sostenible. Ministerio de Educación y cultura.
Gliessman, R. (1987): "Species interactions and community ecology in low external-input agriculture". American Journal of Alternative Agriculture, Vol II, n 4.
IDEGA (several years): A Economía Galega. Informe. Fundación Caixa Galicia. Compostela.
A Economía Galega. Informe 1998/99; 93-94; 95-96;97-98. Fundación Caixa Galicia. CIEF.
INE (1995): “Encuesta de la Estructura de las Explotaciones Agrarias”. Madrid.
INE (1997): “Encuesta de la Estructura de las Explotaciones Agrarias”. Madrid.
INE (1970): Censo de la población de España.
INE (1996): Padrón Municipal de habitantes.
López, E. (1996): Movilidad de la tierra y dinámica de las estructuras agrarias de Galicia. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Madrid.
López, E. (1998): "O impacto da nova política de desenvolvemento rural da UE nas zonas desfavorecidas. Unha valoración das propostas da Axenda 2000". ANAFASE empresarial nº 28.
MAPA (1998): Anuario de Estadística Agroalimentaria. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.
MAPA (1998): La agricultura, la Pesca y la Alimentación. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.
Martinez Alier, J. (1999): Introducción a la economía ecológica. Rubes Editorial. España.
McCraken, J. et al. (1988): An introduction to rapid rural appraisal for agricultural development. International Institute for Environment and Development. London.
Sevilla, E. (1990): "Redescubriendo a Chayanov: hacia un neopopulismo ecológico". Agricultura y Sociedad, nº 55.
Simón X. Et al. (1999): Umha guia para fazer investigaçom participativa. Editorial Fouce, Lugo.
Simón, X. (1998). O barbeito improductivo: un problema económico ecolóxico da agricultura galega. Economía de Galicia Congreso Santiago de Compostela.
Simón, X. (1995): Sustentabilidade nos modelos de desenvolvemento rural. Umha análise aplicada de agroecossitemas. Tese de doutoramento. Departamento de Economía Aplicada. Universidade de Vigo. Non publicada.
Stinner R., Benjamin; House J., Garfield (1987): "Role of ecology in lower-input, sustainable agriculture: an introduction. American Journal of Alternative Agriculture, vol. II, n 4.
Van der Ploeg, JD.; Renting, Henk (2000): "The Strategy of farming Economically and the consolidation of Sustainable Low external Input Agriculture". Study case for the Impact - Programme (No publicado)
Van der Ploeg, J.D.; van Broekhuizen, R.; Oostindie, H.; Roep, D.; Verhaar, K.; Pilat, H.; van Dijk, G; Beers, G.; Ekkes, J. (2000): Rural Development in the agricultural Sector: a socio - economic Impact Analysis. Paper for the Impact - Programme. Non publicado.
Villar, C. e Carbonell, J. (1996): La agricultura europea y la política agraria comunitaria. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Xunta de Galicia (1995): Plan de desenvolvemento comarcal de Galicia: Comarca do Baixo Miño. Secretaría.

 

 

Domínguez García, D. y Simón Fernández, X.

Economistas. Dpto. Economía Aplicada 

Universidad de Vigo. 


Página anterior

Página 2 de 2
 



Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.