Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

PAPEL DE LOS PASTOS EN LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

Resumen.
1. Alternativas frente a la producción convencional.
2. Producción integrada, sistema de producción menos restrictivo que el ecológico.
3. Objetivos principales de los sistemas de producción ecológica.
4. Perspectivas de futuro de la agricultura ecológica en España y en la Unión Europea.
5. Limitaciones de los sistemas de producción ecológica.
6. Importancia del nitrógeno en los sistemas de producción ecológica en pastoreo.
7. Leguminosas, elementos clave de los sistemas de producción ecológica.
8. Conclusiones.

 

 

RESUMEN.

La agricultura y ganadería ecológica definen un sistema agrario y ganadero cuyo objetivo fundamental es la obtención de alimentos de máxima calidad, respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos naturales, excluyendo el empleo de productos químicos y procurando realizar un desarrollo agrario y ganadero sostenible. En la producción ecológica, los pastos juegan un papel muy importante, particularmente en lo relacionado con el aporte de N a través de su influencia en la fijación del N, y con el contenido en materia orgánica, la estructura y la actividad biológica del suelo, pero también en minimizar aspectos negativos del sistema de producción animal, como la emisiones de N al ambiente. Las praderas temporales de gramínea/leguminosa o el cultivo de leguminosas actúan como factores limitantes para la acumulación en el suelo tanto de semillas de malas hierbas como en la transmisión de enfermedades provocadas por los hongos del suelo.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para agricultura


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de productos ecológicos


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de productos ecológicos

1. ALTERNATIVAS FRENTE A LA PRODUCCIÓN CONVENCIONAL.

El actual sistema de agricultura industrial basado en el uso intensivo de productos químicos de síntesis, llevado al extremo, degrada la fertilidad natural de los suelos, repercute en un aumento de la intensidad de las sequías, contribuye a la desertificación, contamina los recursos hídricos, promueve la salinización, incrementa la dependencia de fuentes de energía no renovables, destruye los recursos genéticos existentes de flora y fauna, contamina las reservas de alimentos y actúa como agente desestabilizador de los ecosistemas con importantes repercusiones en el cambio climático.

En la agricultura moderna es un objetivo prioritario la obtención de productos agrícolas de calidad y saludables para el consumidor, mediante el empleo de prácticas de cultivo que respeten el medio ambiente. Debe fomentarse, por tanto, la utilización de métodos que, teniendo en cuenta las exigencias de la sociedad, la rentabilidad de los cultivos y la protección del medio ambiente, disminuyan el uso de productos químicos y permitan obtener producciones agrícolas de alta calidad. Existe además la necesidad de incrementar el valor añadido de los productos agrícolas en los mercados, diferenciándolos mediante el uso de etiquetas o marcas que garanticen sus características e informen al consumidor sobre sus cualidades.

2. PRODUCCIÓN INTEGRADA, SISTEMA DE PRODUCCIÓN MENOS RESTRICTIVO QUE EL ECOLÓGICO.

En esta línea, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha regulado por el RD 1201/2002, de 20 de noviembre, un sistema de producción alternativo a la producción ecológica y al cual muchas explotaciones ganaderas gallegas y españolas podrían acogerse y que resulta menos restrictivo que el ecológico. En Galicia, este sistema se encuentra regulado por la Orden de 25 de enero de 2008 por la que se establecen las ayudas para el fomento de los sistemas de producción agraria sostenibles a través de la implantación del contrato de explotación sustentable. La producción integrada en España durante el año 2005 acogió a un total de 14.500 operadores, de los cuales 131 son Agrupaciones de Producción Integrada, dichas agrupaciones cuentan con un total de 13.190 productores. La superficie cultivada en producción integrada ascendió a 299.470 has, y dicho sistema implicó a unas 69 entidades de certificación reconocidas.







El futuro de este modelo producción es prometedor tanto para Galicia como para el resto del territorio español, ya que resultará básica para competir en los mercados europeos y para atender la creciente demanda social de productos de calidad obtenidos por procesos productivos respetuosos con el medio ambiente.

3. OBJETIVOS PRINCIPALES DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA.

El objetivo prioritario sobre el que se sustentan los sistemas de producción ecológica es trabajar con los procesos naturales, no tratar de dominarlos, como suele ocurrir en los sistemas intensivos, y minimizar al máximo el uso de los recursos naturales no renovables tales como el carburante fósil usado en la fabricación de fertilizantes y pesticidas. Por tanto, el nivel de nutrientes del suelo debe mantenerse, en la medida de lo posible, a través del manejo, mediante un reciclado eficiente dentro de la propia granja. La prioridad principal corresponde a la reposición de los nutrientes utilizados en el sistema.

La normativa de la agricultura ecológica se basa en los principios de mejora y aprovechamiento de los ciclos biológicos naturales del suelo (fijación del N, ciclo de nutrientes en el suelo), de los cultivos (utilización de la capacidad competitiva de los cultivos y de las poblaciones de predadores naturales de las plagas) y del ganado (funciones del rumen, desarrollo de la inmunidad natural en animales jóvenes, interrupción de las relaciones huésped/patógeno). Además, hace énfasis en optimizar el bienestar animal, evitar la contaminación y mejorar la infraestructura medioambiental de la granja.

Foto 1. El ganado rumiante comparte con los pastos a través del pastoreo este relevante papel en la mayoría de las granjas ecológicas, tanto con praderas permanentes como en las que se combinan praderas temporales con cultivos anuales. El alojamiento del ganado vacuno es también un elemento importante en cualquier granja ecológica para el reciclaje de estiércoles y purines.

4. PERSPECTIVAS DE FUTURO DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA EN ESPAÑA Y EN LA UNIÓN EUROPEA.

La agricultura ecológica, constituye una actividad relevante para el mantenimiento de los agroecosistemas que conviene tener presente dado que no sólo favorece la existencia de un equilibrio entre producción y sostenibilidad a largo plazo sino que actúa también en la creación y el mantenimiento de un tejido económico y social en las zonas marginales, donde la actividad agraria ya no se sustenta por sí sola y acabará por no resultar competitiva.

En el nuevo período de programación 2007-2013, la base jurídica de la política de desarrollo rural será el Reglamento (CE) 1698/2005, que en sus Directrices Estratégicas establece como prioridades para el desarrollo rural sostenible la mejora sustancial de la competitividad, la creación de empleo, el desarrollo sostenible y la integración del medio ambiente en la política de desarrollo rural. En septiembre de 2006, se publicó la Decisión de la Comisión por la que se fijaba el desglose anual por Estado miembro de la ayuda comunitaria al desarrollo rural. En este reparto, a España le correspondieron 7.214 millones de euros.

El Reglamento (CEE) 2092/1991, sobre producción ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios completado por el Reglamento (CE) 1804/1999, por el que se fijaron las normas comunitarias relativas a la producción de productos ecológicos de origen animal, conforman el marco legal de este modelo, que se inscribe dentro de la política de calidad alimentaria.

En la Unión Europea, casi 6 millones de hectáreas son gestionadas por más de 140.000 explotaciones para agricultura ecológica. El vacuno lechero ecológico abarca al 15% de explotaciones en Austria, 10% en Suiza, 7% en Dinamarca y 4,3% en Suecia y el consumo en Austria llega a al 20% del volumen total de leche comercializada.

En España, la práctica de la agricultura ecológica comenzó a finales de los años 80; inicialmente, el crecimiento del sector fue exponencial, y más recientemente se ha producido una creciente desaceleración en su desarrollo. Ahora tiende a consolidarse en España, su superficie superaba las 800 mil hectáreas en 2005, con un crecimiento del 11,3% respecto a 2003, con lo que ocupa el octavo puesto mundial y el cuarto de Europa.

A finales del 2005, la agricultura ecológica representaba en España:

- 15.693 explotaciones agrarias y ganaderas, gestionando una superficie de 807.000 has. Los cultivos, prados y pastizales ecológicos ocupan un 2,48% de la Superficie Agraria Útil española.

- Unas producciones que alcanzaban en 2004 un valor estimado de 250 millones de euros y algo más de 1.700 industrias de transformación.

- Menos del 1% del gasto en alimentación de los españoles. Se estima que cerca del 80% de la producción española de productos ecológicos se exporta mayoritariamente a Europa, en especial a Alemania, Holanda, Francia y Reino Unido, a donde llegan sobre todo productos frescos.

Las perspectivas para la producción en el vacuno de leche en general, y especialmente con relación al mercado de la leche líquida en particular, son muy prometedoras si se tiene en cuenta que la demanda de productos lácteos continúa creciendo en la UE, la oferta es limitada y aún no parece haberse alcanzado una situación de estabilidad. Un seguimiento realizado durante 7 años en 8 granjas de producción de leche en el Reino Unido concluyó que la toma de decisión de los ganaderos en la conversión hacia la producción de leche ecológica depende de un conjunto de variables socioeconómicas y no exclusivamente del deseo de maximizar el beneficio obtenido.

Foto 2. El aumento de la producción de leche por vaca sigue siendo un objetivo importante para la mayoría de los productores, siendo aceptado por algunos autores que la producción de leche ecológica no debe implicar una reducción de la producción de leche y que se pueden obtener hasta 8.000 kg/vaca siguiendo las normas ecológicas, siempre que se maximice la producción a partir de los forrajes existentes en la propia explotación.

No obstante, de acuerdo con algunas experiencias realizadas por varios autores y en diferentes países parece un hecho constatado que el uso de un 5% menos de concentrados suponen un descenso en la producción de alrededor del 11%. La reducción de la producción de leche y de la carga ganadera podría justificar el sobreprecio de la leche ecológica y de las ayudas a este tipo de producción. Como consecuencia, se constata el hecho de que el margen y los ingresos resulten superiores en la producción ecológica que en la convencional.

En este sentido existen datos disponibles en Galicia que corresponden a los de la explotación de Arqueixal en Lugo, que muestran la viabilidad técnico-económica de este tipo de producción ecológica, y más concretamente en lo que respecta al proceso de reconversión. Es importante señalar que una mejor economía de estas explotaciones se debe a un alto uso de los recursos propios existentes en la explotación, que en la mayor parte de los casos (aunque no siempre) se encuentra unida a su situación ecológica.

5. LIMITACIONES DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA.

Existen cuellos de botella para la consolidación de este sistema de producción ecológica:

1. Acceso a piensos ecológicos y a fuentes de proteína que no incluyan los prohibidos transgénicos (OGM).

2. Cubrir requerimientos en minerales y alimentos traza (zinc, molibdeno, selenio, cobre y yodo) en vacas de alta producción con las regulaciones existentes en la UE para la producción ecológica.

3. Necesidad de mayor número de técnicos o de experiencias piloto para que puedan apoyar y erradicar la incertidumbre de las nuevas y potenciales explotaciones de ganadería ecológica.

4. Normativas sanitarias sectoriales a menudo muy restrictivas y difíciles de adaptar a las peculiaridades de los sistemas familiares con manejo extensivo y/o ecológico.

5. La falta de educación o conocimiento de la agricultura y ganadería ecológica por los consumidores supone otro importante factor limitante a la comercialización de la misma.

6. Mantener la existencia de un diferencial de precios favorable a los productos ecológicos.

6. IMPORTANCIA DEL NITRÓGENO EN LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA EN PASTOREO.

Es muy importante el papel del animal en pastoreo para un alto reciclaje del N producido en las praderas que debemos mantener con altos contenidos de trébol. Un suelo con una buena estructura y bien oxigenado suele tener un alto grado de actividad biológica y niveles altos de mineralización del N orgánico. La mejora de las condiciones del suelo como recurso biológico es, por tanto, un objetivo importante en la agricultura ecológica. Las poblaciones de lombrices de tierra, por ejemplo, aumentan con la pradera temporal y disminuyen con los cultivos como consecuencia del aumento de labores. La cubierta verde permanente y el crecimiento vigoroso de las raíces de las praderas, mejoran la estructura y actividad biológica del suelo con respecto a los cultivos anuales.

La cantidad de N fijado es muy difícil de medir con precisión, pero se acepta que depende principalmente del contenido del pasto en trébol, especialmente en los primeros años de una pradera temporal. En el CIAM se han realizados varios ensayos para medir las condiciones de fijación de N por los tréboles para las condiciones gallegas. El recubrimiento del suelo por el trébol es más fácil de estimar en la granja, que el contenido de la materia seca en trébol de una pradera.

Además de contribuir al crecimiento de la hierba, una parte del N atmosférico fijado se almacena en raíces, o queda inmovilizado en la materia orgánica del suelo, es decir, contribuye a la formación de materia orgánica y de una reserva de N en el suelo. Simultáneamente, una proporción del N de la reserva orgánica se mineraliza y se convierte en disponible para las plantas de la pradera. A medida que el aporte de N que proviene de la materia orgánica mineralizada aumenta (por ejemplo, en los últimos años de una pradera temporal) la contribución relativa de la fijación del N al aporte general de N al pasto disminuye, debido a la mineralización del suelo. Existen datos para Galicia en el CIAM del flujo de N en diversos sistemas de producción de leche incluidas las condiciones de pastoreo.

7. LEGUMINOSAS, ELEMENTOS CLAVE DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA.

El trébol blanco es la leguminosa pratense forrajera más apropiada y más utilizada en los sistemas de agricultura ecológica en climas marítimos templados, debido a su adaptabilidad a una amplia variedad de condiciones de manejo y de fertilidad del suelo. Es persistente y no exigente con respecto al pH del suelo y a las condiciones de drenaje, y se puede usar en regímenes de manejo que van desde el pastoreo continuo con ovejas (para las que las variedades con hoja pequeña son las más apropiadas) hasta el pastoreo poco intenso y la siega (para los que las variedades con hojas grandes son más adecuadas). El trébol violeta es poco exigente desde el punto de vista de las condiciones del suelo y altamente productivo, pero no es tan persistente y se siembra más en mezclas temporales.

El raigrás inglés aunque parece más apropiado para sistemas intensivos con altas dosis de N lo es también para sistemas ecológicos y de bajo coste en condiciones de climas marítimos templados, dada su facilidad de establecimiento, su potencial productivo, su persistencia y sus características cualitativas. Las variedades tetraploides permiten un contenido más alto en trébol que las diploides, por su hábito de crecimiento más abierto, y deberían constituir al menos el 75% del componente de raigrás inglés en las mezclas de semillas para establecer praderas ecológicas.

Foto 3. El pastoreo de la pradera de gramínea/trébol mejora la estructura del suelo en relación con los cultivos, pero también causa compactación del suelo cuando hay elevadas cargas ganaderas. Sin embargo, es la maquinaria pesada utilizada en el ensilado, especialmente cuando el suelo está húmedo, lo que más aumenta la compactación y, como consecuencia, reduce la disponibilidad de N del suelo, tanto para la pradera de gramínea/trébol, como para los cultivos anuales. Hansen en 1995 detectó una reducción del 27% en el rendimiento de una pradera ecológica a causa de la compactación por maquinaria y pastoreo con un efecto mayor sobre la producción que el aumento de N de 90 a 180 kg/ha/año, en forma de abono orgánico. Douglas y Crawford en 1993 observaron también una reducción del 32% en la extracción de N (reflejo de la mineralización del N) en praderas no fertilizadas, a causa de las operaciones necesarias para cosechar el forraje ensilado.

Normativa de los pastos: Los puntos más importantes del Reglamento nº 2092/1991 de la UE en relación con los pastos son, los siguientes:

- Las enmiendas como la caliza y los fertilizantes como el fosfato de roca, que se solubilizan lentamente en el suelo, están permitidos pero los fertilizantes minerales solubles están prohibidos.

- El ganado lechero debe tener acceso al pasto durante toda la estación de crecimiento de la hierba.

- La dieta diaria del ganado rumiante debe contener, al menos, el 60% de forraje, expresado en materia seca (es decir, un máximo del 40% en forma de concentrados).

- La sanidad del ganado debe estar basada en estrategias preventivas de manejo, orientadas a minimizar el desafío de las enfermedades y maximizar la capacidad del animal para resistir dichos desafíos; no se permiten tratamientos de rutina con medicamentos a los animales sanos, excepto en el caso de que haya un problema conocido en la granja. Sin embargo, se permite la quimioterapia en animales individuales enfermos, pero se amplían los períodos de seguridad posteriores al tratamiento. Se permite solamente un máximo de dos períodos de tratamiento por individuo y año.

Además conviene tener en cuenta que donde sea posible utilizar el arado y el clima lo permita, se puede hacer un sistema rotacional de praderas y cultivos anuales con los beneficios siguientes:

- Asegura un elevado contenido de trébol en las praderas.

- Permite la explotación por los cultivos de la fertilidad del suelo generada por praderas temporales de gramíneas y tréboles.

- Abre la posibilidad de producir cultivos para venta y/o alimentación del ganado.

- Proporciona anualmente pastos limpios, sin contaminar con larvas de parásitos, para el ganado joven.

- Favorece el control de las malas hierbas perennes de los pastos tales como Rumex sp.

En estas condiciones, las leguminosas cobran un papel primordial en la pradera por su capacidad de fijar N del aire y proporcionar el N que necesita el sistema de producción, al no poder utilizar abonos nitrogenados de síntesis. Se ha visto que en las explotaciones gallegas el trébol blanco pasa a ser el componente más importante de las praderas de larga duración, siempre que se adopten sistemas de manejo que lo favorezcan.

Es, por lo tanto, esencial que a las parcelas de pastos ecológicos de gramínea y trébol destinadas a la producción de forraje conservado se les dé una alta prioridad en la distribución de estiércoles y purines, particularmente en suelos arenosos. Lo ideal es que se alternen anualmente los aprovechamientos en siega y en pastoreo, en vez de la siega continuada.

Un reto agronómico importante en la agricultura ecológica a largo plazo, dado que el uso de los herbicidas está prohibido, es el control de malas hierbas perennes. Un programa habitual de renovación de pasto (con pradera temporal de 3-5 años) en zona arable, puede prevenir el desarrollo del problema. Una infestación de malas hierbas es mucho peor bajo corte que pastoreo, por lo que deberían evitarse cortes continuados para heno o silo. La oxigenación del suelo para mejorar el crecimiento de las gramíneas, que causa daño físico a las raíces, y la siega de rechazos tras el pastoreo, que evitan la formación de semillas, pueden limitar el incremento de malas hierbas.

8. CONCLUSIONES.

Entre las ventajas de este sistema de producción ecológica, basado en el uso de los pastos y del pastoreo para una producción sostenible de leche ecológica, están importantes mejoras en el bienestar animal, sanidad animal y la mayor calidad de los alimentos producidos dado que el perfil de ácidos grasos de la leche se ve alterado con cambios en la alimentación del ganado rumiante. De forma que, está demostrado que la calidad nutritiva de la leche y, con ello, el contenido en ácidos grasos poliinsaturados (en concreto, el ácido linoleico conjugado, CLA), considerados beneficiosos para la salud humana, resultan superiores cuando las vacas pastan hierba fresca que cuando se alimentan de ensilado (de hierba y/o maíz) y/o concentrado en establo. De este modo, habría que promover de manera clara y decidida la producción ecológica como:

i) Una alternativa de producción real y viable.

ii) Una herramienta clave para mantener a la población en el territorio y garantizar unas rentas dignas.

iii) Potencialmente dirigida al conjunto de la sociedad por su preocupación por la obtención de alimentos de máxima calidad desde el punto de vista de la seguridad alimentaria y, por tanto, de interés público.

Autores:
A. I. Roca Fernández; A. González Rodríguez.
Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo. INGACAL.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.