Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

AGRICULTURA ECOLÓGICA EN CULTIVOS INTENSIVOS BAJO PLÁSTICO (1ª parte)
Miguel Ángel Cervantes Flores
Ingeniero Técnico Agrícola y Profesor Titular del Centro de Formación Profesional Agraria E.F.A. CAMPOMAR

1.- Concepto.
2.- ¿ Agricultura Ecológica En Un Invernadero?.
3.- Características De Las Técnicas De Cultivo.

4.- Utilización De Productos Fitosanitarios Ecológicos.
4.1- Uso De Feromonas.
4.2- Uso De Reguladores De Crecimiento De Insectos
4.3- Uso De Microorganismos Entomopatógenos
4.4- Uso De Entomófagos
5.- Comercialización.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para agricultura


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de productos ecológicos


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de productos ecológicos

1. CONCEPTO.

La agricultura ecológica, es un método de producción que vela por la conservación del medio ambiente, y respeta al máximo los ciclos biológicos. Sólo se utilizan productos naturales, no se usan variedades de semillas transgénicas, y se fomenta la producción de especies vegetales autóctonas.
La variedad de alimentos ecológicos existentes en Andalucía, es tan diversa como nuestra propia cultura alimentaria y gastronómica.

Cuando hablamos de agricultura ecológica, nos referimos a sistemas que utilizando de forma óptima los recursos naturales, tienen como objetivos fundamentales, la obtención de productos de máxima calidad, y el respeto con el equilibrio del medio ambiente.
Para que un alimento pueda ser denominado como “ ecológico”, ha de pasar una serie de controles que garanticen al consumidor final, la veracidad de su condición.

Por otro lado la ecología es la ciencia que se ocupa de las interrelaciones que existen entre los organismos vivos, vegetales o animales, y sus ambientes. En este sentido, se estudian con la idea de descubrir los principios que regulan estas relaciones.
En el tema que nos ocupa, debemos aportarle a la planta aquellos elementos nutritivos y tratamientos fitosanitarios, de tal forma que se produzca un equilibrio entre producción, y todo aquello que nos puede disminuir la misma, como pueden ser plagas, enfermedades, deficiencias del suelo, etc.

2. ¿AGRICULTURA ECOLÓGICA EN UN INVERNADERO?.




La respuesta a esta pregunta puede ser complicada y sencilla a la vez. En primer lugar debemos decir que sí, se puede aplicar la agricultura ecológica en un cultivo bajo plástico, pero de formas muy distintas a como se realiza en cultivos leñosos, donde este tipo de agricultura está teniendo bastante éxito.
Las técnicas agrícolas empleadas en las plantas de invernaderos, con grandes aplicaciones de productos fitosanitarios, hace debilitar la planta, disminuyendo sus producciones y en muchos casos, no llegamos a disminuir las poblaciones en las cantidades que esperábamos.

Por otro lado no podemos olvidarnos que el objetivo fundamental de un invernadero es producir fuera de época, por lo que las plantas son más susceptibles a plagas y enfermedades. En la agricultura ecológica esto se suple haciendo una planta más fuerte.
Todos hemos notado como en estos últimos años la medicina humana, se ha hecho también “un poco más ecológica”. Cada vez, son menos los médicos que nos recetan antibióticos ante una enfermedad leve, y lo que se suele hacer es favorecer las propias defensas de nuestro organismo. Algo parecido se realiza en la agricultura ecológica; situamos a la planta en unas condiciones óptimas de fertilidad y climatología, para que ella misma pueda defenderse ante determinadas adversidades.

Desde el inicio, a principios de la Segunda Guerra Mundial, en el movimiento agrícola conocido como revolución verde, hemos podido presenciar el desarrollo de una agricultura que más que convencional, como se suele denominar, podríamos llamar industrializada. Esto último responde fundamentalmente al empleo de abonos químicos y pesticidas, a la producción de nuevas variedades de aspecto más atractivo y a la progresiva mecanización de la forma de cultivo más practicada: el monocultivo.
Todo lo dicho inicialmente dio lugar a un sorprendente incremento de los rendimientos por unidad de superficie, lo cual hizo creer al sector agrícola que en las futuras generaciones se produciría el mismo efecto. Pero verdaderamente el efecto más inmediato ha sido la necesidad de intensificar el abonado químico y el empleo de productos fitosanitarios, lo que lleva al progresivo enriquecimiento de las industrias dedicadas a la fabricación de los productos citados y a la inevitable degradación del ecosistema.

En un invernadero realizamos monocultivo en toda la explotación, por lo que la proliferación de plagas y enfermedades es muy rápida. Para evitar esto, como veremos más adelante, es interesante intercalar algunas plantas que son atrayentes de insectos, y realizamos el tratamiento fitosanitario puntualmente en estas zonas.
Para evitar también la aparición de plagas y enfermedades, debemos hacer rotaciones de cultivos en una misma parcela. La alternancia es la división de la tierra cultivada en parcelas consagradas cada a un cultivo diferente de la rotación. Así, alternaremos cultivos que tengan tipos de vegetación, sistemas radiculares y necesidades nutritivas diferentas, y de este modo se podrán explorar todas las capas de tierra y utilizar en proporciones equilibradas todos los elementos que ésta contiene.

Además de los aspectos considerados a la hora de llevar a cabo la rotación, también es importante considerar la clasificación botánica; se sucederán cultivos pertenecientes a distintas familias. Así después de una Solanácea, como es el tomate por ejemplo, plantaremos una Cucurbitácea como el pepino, después de una Leguminosa como la judía una Solanácea como la berenjena, etc.
El planteamiento de agricultura ecológica en un cultivo bajo plástico, debe ser desde el inicio. Es decir, debemos realizar todas las medidas preventivas para evitar la entrada de plagas y enfermedades, y debemos situar a la planta en las condiciones óptimas climatológicas. No podemos esperar a que una plaga esté totalmente instaurada en un cultivo.

3. CARACTERÍSTICAS DE LAS TÉCNICAS DE CULTIVO.

La agricultura ecológica surge en este siglo como respuesta a los problemas derivados de la agricultura convencional, intentando abrir un camino de futuro.
La agricultura ecológica mantiene y mejora la fertilidad de las tierras agrícolas, evitando la contaminación del suelo y las aguas al no usar abonos y plaguicidas químicos de síntesis.
La utilización de alarmantes dosis de abonos químicos, ha hecho olvidar el papel fundamental de las aportaciones orgánicas y ha dado lugar a un empobrecimiento de las tierras en humus que afecta a su fertilidad, mullimiento, vida microbiana, estabilidad estructural etc.

En un invernadero ecológico es interesante disponer de una explotación de ganado cerca de la explotación, ya que de esta forma todos los años disponemos de una fuente rápida y accesible de estiércol. El tratamiento del estiércol es solo físico, no presentando ninguna alteración es sus características iniciales.
En la agricultura ecológica los tratamientos fitosanitarios no se hacen de una forma regular y constante, sino cuando aparecen focos de determinadas plagas y en momentos puntuales. Para ello, en muchas ocasiones no se utiliza la típica pistola de tratamientos fitosanitarios, y se utiliza una simple mochila de espalda para aplicar el producto donde la incidencia de plaga es mayor.

El acolchado o mulching es una practica agrícola que consiste en cubrir el suelo con un material, generalmente orgánico, destinado a proteger el suelo y eventualmente a fertilizarlo. En los invernaderos, este acolchado lo hacemos con arena, teniendo grandes ventajas la utilización de esta técnica, como incrementos de producción, limitamos las pérdidas por evaporación de agua del suelo, protegemos el suelo de los rigores del clima, limita el crecimiento de malas hierbas, y mejoramos la estructura del suelo al favorecer la actividad microbiana de este, al poseer gran cantidad de materia orgánica.

El riego se realiza de igual forma que en la agricultura tradicional de los invernaderos, si bien separamos más los goteros de las plantas, para que estas produzcan un mayor sistema radicular, que a su vez lleva consigo una mayor fuerza de esta.

Debemos realizar también un buen climático en la explotación. El suelo, al tener grandes dosis de materia orgánica, hace que las temperaturas de este, sean más benignas en temperaturas extremas, respecto a un cultivo convencional.

Antes de entrar en la erradicación de plagas y enfermedades, debemos colocar medidas preventivas en el invernadero como puede ser doble puerta, mallas mosquiteras espesas o de gran densidad, placas cromotrópicas, etc.

No debemos plantearnos, el cultivar en un invernadero sin ningún tipo de plantas en los alrededores, ya que de esta forma todas las plagas entrarán inevitablemente en el invernadero.

De esta forma, una buena técnica es colocar adelfas en los alrededores de las explotación.

La adelfa tiene materias activas de alta toxicidad, principalmente las hojas y en menor cantidad toda la planta, que hace disminuir las poblaciones de plagas que puedan entrar en el invernadero.

Como ejemplos podemos citar que son muchos los envenenamientos se han producido entre niños al masticar las hojas o los tallos de esta planta. También el contacto con la planta puede producir dermatitis. Se han producido casos de envenenamiento al asar carne con ramas de esta planta, ya que el veneno de la misma no se destruye ni por el contacto con el aire ni por el calor.


 

Página 1 de 2
Siguiente página



Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.